El trabajador de oficina adopta una postura perjudicial a las dos horas de sentarse

Los trastornos músculo-esqueléticos son la primera causa de absentismo laboral. La Sociedad de Prevención de Fremap apuesta por trabajar ordenadamente y con apoyo de los compañeros.

El trabajador de oficina comienza su jornada sentándose correctamente pero a las dos horas adopta una postura de riesgo para su salud músculo esquelética, según asegura el coordinador nacional del Área de Grandes Clientes y el coordinador del Área Científico Médica de la Sociedad de Prevención de Fremap, el doctor Antonio Moreno.

  

A juicio del experto, cuando transcurre la primera parte del día de trabajo, se suele "adelantar la cadera, echar la espalda para atrás, retorcerse y mirar al ordenador de forma lateral o sesgada", algo que realiza "durante cuatro o cinco horas". Por ello, sostiene que "lo primero es mantener posturas higiénicas y sentarse correctamente".

  

En el caso de las personas que se encargan de manipulación de carga, Moreno explica que éstas realizan acciones "intensas y repetitivas", por lo que sus exigencias "pueden provocar lesiones". Además, manifiesta que, sea cual sea el trabajo la actitud es importante, ya que ir a la defensiva "ya es una postura anímicamente nociva para que se mantenga una situación de tensión".

  

Respecto a este último aspecto, que provoca depresiones y es la segunda causa de absentismo laboral en España y la Unión Europea tras las citadas dolencias músculo esqueléticas, el especialista de Fremap indica que es responsable también de las dolencias "en el cuello y en la parte alta de la espalda".

  

Para él, está demostrado que el estrés "aumenta el tono muscular y que, de forma crónica, puede llegar a provocar molestias músculo esqueléticas". Sin embargo, indica que la ansiedad es reflejos, por lo que ésta sólo es mala "cuando es crónica", ya que las personas no desconectan y no se relajan ni durante el sueño.

 

Modelo de empresa saludable certificado por AENOR y validado por la OMS

  

Moreno sostiene que lo ideal es trabajar "ordenadamente, con pautas correctas, de forma relajada, intentando controlar las situaciones y con apoyo de los compañeros". En relación a ello, destaca el Modelo de Empresa Saludable, el cual "es un 'partner' de varias entidades entre las que ha participado Fremap y que certifica Aenor".

  

En él ha participado también la Organización Mundial de la Salud, que es la que lo ha valido "como pionero", explica. Este recoge los requerimientos mínimos que ya debe cumplir cualquier empresa por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales "y amplía las exigencias llevándola a la promoción de la salud en el puesto de trabajo", asegura.

  

En este sentido, el especialista confirma que se ofrecen recomendaciones y se advierte sobre factores de riesgo, tales como "la obesidad, el colesterol, la ansiedad o los problemas familiares". Además, supone un ahorro para las empresas, y es que, por cada euro invertido, "el retorno está entre 2,3 y casi 6 euros", informa.  

  

Su relevancia se demuestra además porque las bajas laborales suponen el 1,6 por ciento del PIB europeo "sólamente en coste directo", indica Moreno, que añade que la duración del tiempo de absentismo del trabajo "es muy variada". Así, señala que puede ir desde entre los 10 y 15 días por procesos inflamatorios de carácter tendinoso, "hasta los 2 o 3 meses por patologías discales sin complicaciones".

  

Estos trastornos, que sufre en algún momento de su vida laboral "al menos un 65 por ciento de los trabajadores", tienen su mayor incidencia en la región dorsal baja, con un 40 por ciento del total de lesiones, afirma. Tras ella se sitúan el cuello y los hombros (37%), los miembros inferiores (32%), la región dorsal alta (27%) y los miembros superiores (20%).