El topilllo campesino a debate en El Oso

El Grupo GREFA, en colaboración con el sindicato agrario UCCL-Ávila, organizan para el día 25 de septiembre, Miércoles, a las 19:30 horas, una Charla-presentación sobre el “Control biológico plagas de topillo en zonas agrícolas de Castilla y León”

El Salón de Actos del Ayuntamiento de El Oso, acoge el próximo 25 de septiembre, a las 19.30 horas, una Charla-presentación sobre el “Control biológico plagas de topillo en zonas agrícolas de Castilla y León”, organizada por el Grupo GREFA, en colaboración con el sindicato agrario UCCL-Ávila.

 

Asistirán como ponentes: Alfonso Paz (Biólogo de GREFA (Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat) responsable del proyecto “Control biológico de plagas de topillo campesino”), Jesús Muñoz Martín, representante de UCCL-Jóvenes Agricultores y Gabriel Sierra, Encargado de la ZEPA de Tierra de Campiñas de SEO/BirdLife,

 

Resumen de contenidos:


El topillo campesino está considerado como una de las principales plagas agrícolas en Europa, siendo la más importante a nivel económico producida por un mamífero sobre la producción agraria.


Dicha especie, con una dinámica poblacional cíclica que suele alcanzar sus máximos en intervalos de cinco años, ha colonizado durante las últimas décadas la práctica totalidad de la Submeseta Norte, es decir Castilla y León. Favorecida por la modernización agrícola, la incorporación al paisaje Castellano-Leones de nuevos cultivos como las alfalfas y la proliferación de las explotaciones de regadío, este roedor se ha expandido desde núcleos montañosos donde encontraba pasto en abundancia que le servía tanto de alimento como de refugio.


Desde el inicio de dicha expansión geográfica, el topillo ha desarrollado diferentes eventos de “plaga” de intensidad, duración y extensión variable, si bien la registrada en los años 2007/8 fue posiblemente la mayor en cuanto a pérdidas económicas, gastos en tratamientos para reducir perdidas y trato mediático.


Hasta la fecha los tratamientos químicos que se han aplicado no han podido evitar nuevos picos poblacionales, registrados en los años 2009, 2011 y 2013, las dos primeras en las provincias de Palencia o Zamora y esta última en Ávila, Salamanca y Segovia. La lucha química ha venido acompañada por la aplicación de quemas selectivas en linderos, regatos, baldíos o rastrojos siempre que la administración lo ha estimado conveniente. Este tipo de actuaciones suele conllevar un impacto ambiental sobre otras especies, donde destacan algunas de interés socio-económico como las cinegéticas, ya que la pérdida de dicho hábitat limita sus lugares de reproducción, refugio y alimento.


Por otro lado la frecuencia con la que se están registrando abundancias elevadas, que pueden inducir pérdidas agrícolas en algunas regiones, suponen un sobrecoste para el agricultor que debe hacer frente a los gastos de los tratamientos fitosanitarios.

Investigaciones recientes han demostrado como los cultivos próximos a linderas bien conservadas, de mayor envergadura y con una cubierta de herbáceas mejor desarrollada han reducido perdidas asociadas al topillo campesino. La razón principal es que en dichas linderas los depredadores terrestres mantenían “a raya” al topillo, que a su vez no abandonaba las linderas porque en ellas encontraba refugio y alimento. Las quemas de linderas pueden favorecer la colonización de los cultivos por parte de los topillos, “empujados” por la pérdida repentina de hábitat. Es decir que las propias quemas pueden provocar la “invasión” de los cultivos, paradójicamente el efecto contrario al deseado.


El control biológico por depredación, basado en la gestión de aves rapaces mediante la instalación de nidales artificiales en linderas, cunetas, regatos y arroyos ha comenzado a manifestarse como una técnica eficaz, barata, preventiva a medio y largo plazo y completamente compatible con la condicionalidad impuesta por la PAC a los agricultores.
Todas estas cuestiones, se expondrán y debatirán en la presentación convocada por GREFA y UCCL en el municipio abulense de El Oso, el próximo miércoles 25 de septiembre.