El temporal dificulta la circulación entre el Norte y la Meseta con el tráfico cortado en 70 km de la A-67

Nieve

La autovía N-113 Pamplona-Madrid, a la altura de Castejón, se encuentra inundada por el desbordamiento del río Ebro.

La ola de frío que afecta a la mayor parte de la Península está dificultando las circulación en la red de carreteras principal y secundaria de la mitad norte, especialmente las que comunican la cordillera cantábrica con la meseta.


Los principales problemas siguen en la autovía A-67 especialmente en Cantabria y Palencia. Entre Arenas de Iguña y Reinosa permanece cortada al tráfico en un tramo de 33 kilómetros, al igual que entre Aguilar de Campoo y Herrera de Pisuerga en otros 36 kilómetros, según información de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Las personas rescatadas la madrugada del jueves de la A-67 después de quedar sus vehículos atrapados por la nieve y que fueron trasladadas a Reinosa han tenido que pasar otra noche en la localidad campurriana ante la imposibilidad de reabrir al tráfico el tramo entre Arenas de Iguña y Reinosa y el puerto de Pozazal, en el límite con Palencia.

Debido a que la carretera sigue cortada también continúan inmovilizados cerca de 200 vehículos retenidos en un aparcamiento provisional habilitado en Arenas de Iguña.

Además, en Cantabria están cortados la N-611 a la altura de Potes; la N-611 desde el km 150 en Arenas de Iguana al 117 en Reinosa; la N-623 desde los Pandos a Bollacin; la CA-264 y la CA262 a la altura de Selaya; la CA-265 a la altura de Arredondo; la CA-261 a la altura de Alisas y la CA-183 en Reinosa y en Palencia está cortada también la nacional 627 desde el km 68 al km 78; la N-611 desde el km 109 en Aguilar de Campoo hasta el km 120.4 en Herrera de Pisuerga.

En Castilla y León, los copos de nieve caídos y acumulados en las últimas horas y las placas de hielo mantienen cortadas al tráfico un total de 32 carreteras,entre ellas la A-67 en Aguilar (Palencia), mientras que se necesitan cadenas para circular por otras 57 vías,

En concreto, en estos momentos las placas de hielo mantienen intransitable la CP-003 en Candelario, en Salamanca, y la SO-152 en Barcones y la SO-160 en Retortillo de Soria, en la provincia soriana.

Además, en Zamora está cortada por una nevada la ZA-103 en Galende, en Ávila la AV-501 en Navalperal de Pinares y en Aldeavieja y en Palencia la A-67, N-627 y N-611 en Aguilar de Campoo y P-215 en el alto de Las Portillas y CL-615 en Piedrasluengas.

Por su parte, en León están cortados por nieve los altos de Leitariegos, Vegarada, Foncebadón, Fonte da Coba y la LE-481 en Villafeliz de Babia, LE-491 en San Emiliano, LE-234 en Puente Almuhey, y LE-233 en Besande.

Del mismo modo, en Burgos la nieve mantiene cortados al tráfico los puertos de Bocos, Los Tornos, La Mazorra, Lunada, La Sía, Estacas de Trueba y la N-623 en Cilleruelo de Bezana y Quintanilla-Escalada, CL-633 en Masa y BU-704 en Villalomez y BU-504 en Zangandez.

ASTURIAS, GALICIA Y PAIS VASCO

En Asturias, el temporal de nieve ha obligado a cerrar 19 puertos de montaña, mientras que es obligatorio el uso de cadenas en otros 14, según información del 112 Asturias consultada por Europa Press. Por otra parte, la autopista del Huerna se encuentra abierta al tráfico pese a la nieve, y el puerto de Pajares permanece cerrado para vehículos pesados y con obligatoriedad de cadenas para ligeros.

De este modo, los puertos que se han visto más afectados por el temporal son el Puerto del Palo, el Pozo de las Mujeres Muertas, el Alto de Bustantigo y el Alto de la Marta. Igualmente el puerto de San Isidro en Aller, el de Leitariegos y Connio en Cangas del Narcea, el puerto de Tarna y la Collada de Arnicio en Caso, el puerto de Cerredo y el alto del Campillo en Degaña.

El hielo y la nieve están provocando restricciones en la circulación en distintas carreteras gallegas. en Lugo, la nieve está causando dificultades en la A-8 en el tramo que comunica Mondoñedo con Abadín, además de en la N-634.

Asimismo, en la A-6 la circulación también está condicionada por la nieve en la zona de Guitiriz, de modo que Tráfico advierte de que las condiciones son "difíciles". En cuanto a Ourense, la nieve ha dejado un pavimento deslizante en la AG-53 en Cea y dificultades de circulación en la A-52 a la zona de A Canda.

Un total de 17 puertos vascos están cerrados al paso de todo tipo de vehículos debido a la presencia de nieve o hielo, mientras que en otra docena está prohibido el paso de camiones y vehículos articulados.

En concreto, está cerrados para todo tipo de vehículos los puertos alaveses de Aiurdin, Altube, Barrerilla, Bernedo, Vitoria, Salinas, Herrera, Kurtzeta, Opakua, Orduña y Zaldiaran, así como los guipuzconaos de Arantzazu y Pagatza y los vizcaínos de Astorkigane, Kanpanzar, Larreineta y Ubal.

ARAGON, NAVARRA Y CASTILLA-LA MANCHA

En Aragón, hay cuatro carreteras cortadas en la provincia de Teruel y tres en la de Huesca. Además, es necesario el uso de cadenas en 46 vías aragonesas, según datos facilitados por el Gobierno autonómico. En Huesca, está cortada la A-139, de Senarta a Llanos del Hospital; la A-2606, de Panticosa al Balneario, y la A-136, de Anayet al Portalet, además de que sigue sin haber circulación en la parte francesa de esta vía.

En Navarra, diez carreteras se encuentran cerradas, además de la N-113 Pamplona-Madrid, a la altura de Castejón, que se encuentra inundada por el desbordamiento del río Ebro, según informa el Gobierno foral en su página web. Cuatro vías requieren además el uso de cadenas.

En concreto, están cortadas la NA-138 Pamplona-Francia (Alduides) desde el kilómetro 21, la NA-140 Auritz-Burguete-Isaba desde el kilómetro 38, la NA-137 Burgui-Isaba-Francia desde el kilómetro 47 y la NA-7211 La Población-Aguilar de Codés desde el kilómetro 0.

También están cerradas la NA-7210 Meano-Álava desde el kilómetro 0, la NA-2011 Salazar-Francia desde el kilómetro 0, la NA-2012 Ochagavía-Irati desde el kilómetro 0, la NA-7242 Meano-Álava desde el kilómetro 0 y la NA-2000 Isaba-Zuriza desde el kilómetro 0.

Más de 50 carreteras de Castilla-La Mancha presentan incidencias por la nieve y el hielo que ha dejado el temporal de frío que azota a toda la Península. Dos de estas vías, situadas en concreto en la provincia de Guadalajara están cortadas al tráfico por la cantidad de nieve acumulada. Sse trata de la CM-1006, en Miedes de Atienza y de esta misma vía a la altura de Villacadima. También está interrumpida la circulación en la GU-213, entre Condemios de Abajo (kilómetro 6) y Galve de Sorbe (kilómetro 15.75).

En Madrid, la M-637 a la altura de Lozoya (MADRID) desde el km 0 al km 1; la M-611 a la altura de Rascafría y la M-629 a la altura de Canencia(MADRID);

En Cataluña, en Girona, están cortadas la carretera N-260 a la altura de Portbou; en Lleida, la C-28 a la altura de Nut Aran en Girona y en Barcelona, la BV-4031 a la altura de Castellar de N'hug.