El temporal de lluvia y viento causa numerosas incidencias en la capital

Los cuerpos de seguridad de la ciudad de Ávila trabajan desde primera hora de la mañana al límite de sus recursos para contrarrestar el temporal de lluvia y viento de hasta 100 km/h que azota la capital. Árboles arrancados, cornisas y tejas desprendidas e inundaciones son algunas de las incidencias, ninguna especialmente grave, que está dejando.

A las 11 de la mañana los Bomberos de Ávila tenían 26 llamadas requerían una intervención inmediata, según ha informado el teniente de alcalde de Seguridad, José Francisco Hernández Herrero, fundamentalmente por árboles, tanto ramas como árboles arrancados de cuajo,cornisas, cristales sueltos,claraboyas, canalones, contenedores o desprendimiento de tejas.

 

El temporal de lluvia y viento de hasta 100 km/h que permanece sobre la ciudad de Ávila desde primera hora de la mañana está dejando problemas en varias zonas como la calle Santa Fe, calle Maceros o el Paseo de San Roque, una situación de "cierto descontrol" ante la que la Policía Municipal y los Bomberos de Ávila están trabajando al 100%.

 

Hernández Herrero ha informado de que se ha tenido que cerrar el Centro de Estudios Místicos por una inundación, el Espacio Joven Alberto Pindado también ha tenido incidencias e incluso se trabaja sobre la inseguridad existente sobre el mastil de la bandera del Ayuntamiento. Cuatro árboles han sido arrancados de cuajo en las proximidades de la Escuela de Policía y lo mismo ha sucedido en otras zonas de la ciudad.

 

Entre las numerosas intervenciones que están llevando a cabo, Bomberos y Policía Local han retirado un árbol caído en la Avenida Juan Pablo II, que ha mantenido la circulación cortada en ambos carriles descendentes y uno ascendente.

 

El responsable municipal de Seguridad ha indicado que una vez remita el temporal se evaluarán las consecuencias y ha lanzado un ruego a la ciudadanía por un lado para que comprendan la situación y por otro, desde el punto de vista de la seguridad, para que extremen las precauciones por la disminución de la visibilidad con la lluvia racheada.

 

Igualmente ha informado de que no se ha producido ninguna circunsatancia especialmente grave y de momento no hay heridos, únicamente pequeños daños materiales.

Noticias relacionadas