El teléfono de atención pediátrica recibe 11.500 llamadas hasta junio

Teléfono de Atención de Urgencias Pediátricas

El teléfono de atención de urgencias pediátricas de Castilla y León (900.222.000) acumula hasta en los primeros seis meses de este año 11.568 llamadas, de las que el 75 por ciento se resolvieron mediante consejos y no ha sido necesaria una derivación a los servicios de atención Primaria o Especializada, lo que sí se produjo en el 14,4 por ciento de los casos restantes.

El teléfono puesto en marcha por la Gerencia Regional ha recibido concretamente 11.568 llamadas hasta el 30 de junio, de las que 8.709 (el 75,28 por ciento) supusieron que los profesionales proporcionaran algún tipo de consejo al interlocutor, mientras que en 1.676 casos (14,4 por ciento) se derivó el caso para su atención en un hospital y en 1.183 (10,22 por ciento) a través de Atención Primaria.

Por áreas de salud, la que más llamadas acumuló fue la de Valladolid Oeste (2.229), seguida de Burgos (1.858), Salamanca (1.684), Valladolid Este (1.613) y León (1.357). Por debajo del millar se sitúan Zamora (628), Ávila (602), Palencia (575), Segovia (427), Soria (330) y El Bierzo (265).

La consulta telefónica pediátrica es un servicio de atención sanitaria que Sacyl pone a disposición de los usuarios y pacientes para orientar y ofrecer soluciones y consejos ante problemas de salud agudos y urgentes en la población infantil, así como recomendaciones ante necesidades de información sobre tratamientos, utilización de los medicamentos y uso de los servicios sanitarios.

Este servicio, que se encuentra implantado en las once áreas de Salud de la Comunidad consiste en la posibilidad de llamar de forma gratuita al teléfono 900.222.000, donde responden profesionales cualificados y entrenados en este tipo de atención y aconsejan sobre pautas a seguir o los servicios a los que debe recurrir.

Además, la Consejería de Sanidad aconseja utilizarlo antes de acudir a urgencias, cuando el pequeño presente algún síntoma de aparición repentina o aguda que le obligue a consultar de urgencia, tales como fiebre, tos, mocos, catarro, cólico del lactante, diarrea, vómitos, dolor de tripa, malestar, heridas, golpes o traumatismos, vacunaciones, etcétera. Es decir, en general, ante cualquier síntoma de aparición aguda o cuando se tengan dudas sobre medicación o se precise información acerca de los servicios sanitarios.

El servicio puede ser útil a una población de más de 265.000 jóvenes de hasta 14 años que actualmente hay en la Comunidad, según los datos de población y tarjeta sanitaria a 31 de diciembre de la Consejería de Sanidad.

Tras su pilotaje en Valladolid en 2013, en 2014 se inició su puesta en marcha en el resto de áreas de salud de la Comunidad, donde ya está implantado totalmente.

Este servicio se lleva a cabo por parte de profesionales de la Gerencia de Emergencias --el acceso al servicio es a través de operadores del 112 aunque la llamada sea a un '900'--, entrenados para la atención telefónica en cuanto a protocolos sobre problemas de salud frecuentes en la infancia. Para mejorar la calidad del servicio prestado, este personal puede tener acceso a la historia clínica de Atención Primaria, para consulta y registro de datos.