El Teatro Real entona el cumpleaños feliz a la Reina Letizia en la estreno de temporada

La Reina celebra su cumpleaños en el Teatro Real

La Reina Letizia ha sonreído ruborizada desde el palco cuando la orquesta del Teatro Real ha entonado, al finalizar el descanso, los acordes del 'Feliz cumpleaños' en honor a la soberana, que este jueves 15 de septiembre cumple 44 años, y que ha sido aplaudida por todos los presentes puestos en pie.

La Reina, a la que se ha visto muy sonriente, ha recibido felicitaciones a su llegada al coliseo madrileño y, en el descanso de la función, recibía la sorpresa interpretada por la orquesta del Teatro Real.

El público asistente se ha puesto en pie y ha aplaudido en dirección al palco donde estaba la Reina, que ha agradecido el gesto, aunque algo ruborizada.

Los Reyes han presidido el estreno de la temporada del Teatro Real, en la que se ha representado 'Otello', de Verdi, con el tenor estadounidense Gregory Kunde como protagonista, esta vez blanco, de esta adaptación de la obra de Shakespeare. Así, las celebraciones han sido triples, ya que a la efeméride de la soberana, se suma el bicentenario del Teatro Real y el V centenario de la muerte del literato británico.

Don Felipe y Doña Letizia --con traje negro de cóctel y recogido en el pelo--, han llegado con diez minutos de antelación y han sido recibidos por los ministros en funciones de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, de Exteriores, José Manuel Margallo y de Justicia, Rafael Catalá, junto con el presidente del patronato del Teatro Real, Gregorio Marañón.

Los monarcas han saludado tanto a los ciudadanos que se congregaban a la entrada del coliseo madrileño como a los asistentes que se agolpaban en el hall y han entrado al palco con los aplausos del público para escuchar el himno nacional antes de la ópera. Con igual intensidad de palmadas han sido despedidos al término de la obra.

Juntos a ellos, han acudido otras personalidades como la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que se ha sumado después del descanso; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; la portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Esperanza Aguirre; el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos; o la exalcaldesa de la capital Ana Botella. Además, han estado presentes miembros del mundo empresarial, político, artístico y periodístico.

Este drama lírico en cuatro actos, coproducción con la English National Opera y la Ópera Real de Estocolmo, ha suscitado división de opiniones entre los asistentes, en especial por la escenografía del director David Alden, que ha situado el relato en una derruida y sombría ciudad mediterránea, diseñada por el escenógrafo Jon Morrell, con un vestuario militar y austero para la mayoría de los personajes.

La composición, que cuenta con Renato Palumbo como director musical, se estrenó en el coliseo madrileño en 1890 y vio la luz por primera vez en La Scala de Milán en 1887.

El montaje actual, que sigue el libreto del compositor y poeta Arrigo Boito, arranca con una tormenta y, desde el primer acto, desvela las tretas de Iago para confundir a un Otello cuya inseguridad ha de suponerse en otras causas que no son el color de su piel, ya que es blanco. De esta forma, desaparece de la narración la temática del racismo.

Iago juega con Cassio, Desdémona y Otello, a los que maneja como si fueran títeres. Todos caen en el engaño, salvo su mujer Emilia. Otello, cegado por la duda, acaba engullido en una espiral de sospechas y celos que le llevarán a la perdición.

LA INJURIA

De este modo, el libreto aborda cuestiones contemporáneas, como la política, los celos, el amor o la búsqueda de poder. De ello dan buena cuenta algunas declaraciones de Otello, como cuando afirma en el segundo acto: "Más terrible que una injuria es la sospecha de una injuria".

Junto al tenor Gregory Kunde, ha interpretado a Desdémona la soprano Ermonela Jaho, mientras que el barítono George Petean se ha metido en el piel del malvado Iago.

El coro Pequeños Cantores de la Comunidad de Madrid, dirigido por Ana González, y el Coro Titular del Teatro Real, preparado, como siempre, por su director titular, Andrés Máspero, han actuado una vez más junto a la Orquesta Titular del Teatro Real.

El Teatro Real ha arrancado así una temporada en la que el número de abonos ha alcanzado los 20.000. Esta coproducción contará con trece funciones y estará en escena hasta el día 3 de octubre. El próximo 24 de septiembre, la ópera se retransmitirá en directo en lugares emblemáticos de Granada, Murcia, Sevilla y Valladolid.