El talento español reclama éxitos en un nuevo curso NBA

Marc Gasol, líder indiscutible en Memphis

Los hermanos Gasol, Mirotic e Ibaka, con sus respectivos equipos, quieren luchar por el anillo mientras Calderón, Ricky Rubio y Víctor Claver tratan de aumentar su importancia. 

La temporada 2014-15 de la NBA se inicia con siete españoles que tratarán de reivindicar su talento con diferentes objetivos, luchando por el anillo en el caso de los hermanos Gasol, Pau con la compañía del debutante Mirotic, y también de Serge Ibaka, o tratando de aumentar su importancia en sus respectivos equipos, como ocurre con José Manuel Calderón, Ricky Rubio y Víctor Claver.

 

Con 34 años, Pau ha decidido por primera vez en su carrera en qué equipo quiere jugar. Tras la dura decisión de abandonar a unos Lakers con los que alcanzó la cima en dos ocasiones y una ciudad como Los Ángeles, en la que se encontraba muy arraigado, los elegidos por el de Sant Boi son unos Chicago Bulls que, con su llegada y la de Nikola Mirotic, suman un punto extra que sirve para hacer a la franquicia aspirante al título, siempre que la salud respete a Derrick Rose.

 

El mayor de los Gasol regresa al primer plano de la lucha por el anillo formando parte de un juego interior que es de los más potentes de la liga, y que completan el mejor defensor de la pasada temporada, Joakim Noah, y un suplente de lujo como Taj Gibson, además de un Mirotic que aterriza en la NBA como el novato europeo mejor pagado de la historia y que deberá adaptarse no sólo a un nuevo rol dentro de una plantilla, sino también a una forma muy diferente de jugar, un nuevo idioma y a la vida en la tercera ciudad más poblada de Estados Unidos.

 

Más líder todavía en los Memphis Grizzlies, Marc Gasol tratará de nuevo de lograr cotas sorprendentes para un equipo en el que la salud será de vital importancia, con una plantilla en la que el español es el único de los jugadores clave que no llega a la treintena. Las lesiones son el principal enemigo para lograr un puesto de 'play-offs', muy caro en el Oeste, que les permita repetir la sorpresa de hace dos años, cuando eliminaron a los San Antonio Spurs, vigentes campeones.

 

Otro que opta a todo es Serge Ibaka con los Oklahoma City Thunder, aunque los inicios serán complicados para el equipo del hispano-congoleño debido a la lesión que apartará hasta diciembre de las canchas a Kevin Durant, 'MVP' de la pasada temporada, por lo que deberá asumir más responsabilidades de las habituales para suplir su baja junto a Russell Westbrook.

 

También se espera un paso adelante de Ricky Rubio, que deberá liderar a los Timberwolves tras la salida de Kevin Love rumbo a los Cavaliers de LeBron James, en un traspaso con el que Minnesota recibió al número 1 del 'draft', Andrew Wiggins. El base de El Masnou tendrá más galones y deberá ganarse el contrato máximo que tanto persigue con una mejora definitiva en el tiro y en las pérdidas de balón que le permita ser el líder de la manada.

 

En el caso de José Manuel Calderón el escenario no será nuevo, ya que el extremeño ha hecho las maletas por tercera vez desde su salida de Toronto para aterrizar en la 'Gran Manzana' y formar parte del famoso 'triángulo ofensivo' de Phil Jackson, que un novato en los banquillos como Derek Fisher tratará de llevar a la práctica con el de Villanueva de la Serena como director de juego y Carmelo Anthony como estrella.

 

Por último, la incertidumbre de Víctor Claver continúa un año más, ya que lo visto en la pretemporada hace sospechar que el valenciano deberá afrontar otro curso sin apenas minutos en los Portland Trail Blazers. Lejos de ofrecerle oportunidades, en su equipo le relegan cada vez más a un banquillo en el que los minutos son más caros, con la llegada de nuevos jugadores que podrían cerrar las puertas aún más a un jugador que no ha encontrado hasta el momento solución a su futuro en la NBA.

Noticias relacionadas