El Supremo ve “cohecho” en los regalos repetidos a Camps

‘Trama Gürtel’. ‘El Bigotes’ abandona las dependencias judiciales tras tomar la decisión de no contestar a las preguntas del fiscal y de los abogados
europa press / MADRID

El Tribunal Supremo (TS) afirmó ayer en la sentencia en la que reabre la causa al presidente de la Generalitat, Francisco Camps y otros altos cargos del PP en relación con la trama Gürtel, que para la comisión de un supuesto cohecho pasivo por el que están siendo investigados “basta con la aceptación de un regalo”. La resolución también contiene los argumentos que justifican la decisión adoptada por este órgano el pasado día 12 de anular el sobreseimiento de esta causa que dictó en agosto del año pasado el Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJCV).

Además, recordó que hasta el momento el tribunal valenciano no se ha cuestionado “la potencialidad de que la entrega de prendas de vestir pueda considerarse dádiva a efectos del delito de cohecho impropio”, una cuestión, la de la cuantía de los regalos, de la que el auto valenciano no se ocupaba especialmente y que deberá ser ahora aclarada. El TS también explicó que la jurisprudencia citada en el auto de sobreseimiento “no abona la relación causal defendida por la Sala de lo Civil y Penal” del tribunal valenciano, “sino más bien al contrario, que para el cohecho pasivo impropio basta con la aceptación de un regalo entregado en consideración a la función o cargo desempeñado”. Con esta decisión, el Supremo ordena el reenvío de las actuaciones al instructor de la causa en Valencia, José Flors, “para que continúe su tramitación en la forma legalmente procedente” y recuerda igualmente que en este momento del proceso existe aún posibilidad de que las partes soliciten nuevas diligencias de prueba, tras lo cual debería pronunciarse el instructor de la causa.
‘El Bigotes’ se niega a declarar
Álvaro Pérez, conocido como el Bigotes, se negó a declarar ante el juez del Tribuna Superior de Justicia de Madrid Antonio Pedreira, por los delitos de corrupción que se le imputan en relación a su imputación en el caso Gürtel como brazo ejecutor de la trama de Francisco Correa en Valencia. El Bigotes abandonó las dependencias judiciales acompañado por su abogada e informó sobre su decisión de no contestar ni a las preguntas del fiscal ni de los abogados. Al término de la comparecencia, las fiscales acordaron no solicitar ninguna nueva medida cautelar sobre el imputado.