El Supremo confirma la condena para los futbolistas 'Txutxi' y Stankovic por tráfico de cocaína

El Tribunal Supremo ha confirmado las condenas impuestas el pasado mes de marzo por la Audiencia Nacional a siete detenidos en la 'operación Ciclón', que evitó la introducción de una tonelada de cocaína en España, entre los que se encuentran los exfutbolistas del Athletic de Bilbao y el Hércules, Jesús Emilio Díez de Mier, 'Txutxi' y Predrag Stankovic, respectivamente, y los representantes Zoran Matijevic y Pablo Acosta.

El alto tribunal confirma el fallo de la Audiencia Nacional respecto a todos los condenados con la excepción de la pena impuesta al representante de futbolistas Zoran Matijevic, que había sido inicialmente penado con 11 años de cárcel y al que se aumenta ahora un año y un día tras estimarse el recurso de la Fiscalía que pidió este incremento por considerarle dirigente de la organización.

La sentencia del Supremo dada a conocer este lunes confirma la pena de 11 años de prisión impuesta a otro de los miembros de la trama Juan Carlos Balbastre, quien junto con Matijevic debe hacer frente a multas que ascienden a 64,4 millones de euros.

También por delito contra la salud púbkica se sentencia a Stankovic y Díez de Mier, condenados a nueve años de cárcel; y al representante de jugadores Pablo Acosta, al que se imponen otros cinco años.

OPERACIÓN 'CICLÓN'

Los acusados fueron detenidos en 2009 dentro de la llamada 'operación Ciclón', en la que se incautó casi una tonelada de cocaína introducida desde Argentina en los puertos de Algeciras (Cádiz) y Valencia.

El tribunal de instancia consideró probado, y ahora lo confirma el Supremo, que Matijevic, representante de futbolistas de origen serbio y nacionalidad francesa, financió la operación y aprovechaba sus desplazamientos a España y países de Sudamérica por su condición de agente FIFA para reunirse con el resto de miembros de la red.

Matijevic tenía como hombre de confianza en España al exjugador Stankovic y, en un segundo escalón de la red, estaban el futbolista De la Vega y el representante de jugadores Pablo Acosta, que usaban su empresa 'Ariete Sport' para dar "apariencia de licitud a todos sus movimientos y contactos.

El primer envío de cocaína, de 600 kilos, llegó de Argentina al puerto de Algeciras el 23 de febrero de 2009. Estaba oculto en un contenedor con molinos de viento y fue trasladado en un camión, que conducían policías 'encubiertos', hasta un polígono de la localidad de Humanes (Madrid).