El Supremo absuelve a GarzĂłn por la investigaciĂłn de las vĂ­ctimas del franquismo

La acusaciĂłn popular solicitaba 20 aĂąos de inhabilitaciĂłn ademĂĄs de la multa

El Tribunal Supremo ha absuelto a Baltasar GarzĂłn, por seis votos a uno, del delito de prevaricaciĂłn del que se le acusaba por investigar los crĂ­menes y desapariciones del franquismo careciendo presuntamente de competencia legal para ello, segĂşn han informado fuentes jurĂ­dicas.

El voto particular lo ha emitido el magistrado JosĂŠ Manuel Maza.

El alto tribunal pone fin asĂ­ al Ăşltimo proceso que tenĂ­a pendiente contra el exjuez de la Audiencia Nacional, a quien recientemente condenĂł a 11 aĂąos de inhabilitaciĂłn por autorizar la intervenciĂłn de las escuchas de la 'trama GĂźrtel'. El Supremo tambiĂŠn archivĂł por prescripciĂłn la causa por los cobros de la Universidad de Nueva York.

El tribunal, presidido por Carlos Granados, ha dado a conocer este lunes la sentencia, que tiene como ponente al juez Andrés Martínez Arrieta. La Sala enjuiciadora ha estado completada por los magistrados Perfecto Andrés Ibáñez, Julián Sánchez Melgar, José Ramón Soriano Soriano, José Manuel Maza Martín y Miguel Colmenero. Éste último redactó la resolución en la que se condenó a Garzón a 11 años de inhabilitación por las escuchas del 'caso Gürtel'.

En este procedimiento, la acusaciĂłn popular, ejercida por el sindicato Manos Limpias y la asociaciĂłn Libertad e Identidad, solicitaban que GarzĂłn fuera multado e inhabilitado por 20 aĂąos, la mĂĄxima pena prevista en el CĂłdigo Penal para este delito. A su entender, vulnerĂł "a sabiendas" la Ley de AmnistĂ­a de 1977 al abrir una causa contra el franquismo.

Tanto el fiscal Luis Navajas como su abogado defensor, Gonzalo MartĂ­nez-Fresneda, pidieron durante el juicio su libre absoluciĂłn y el archivo del procedimiento. Entre otras cuestiones, aludieron a la doctrina 'BotĂ­n', aplicada por primera vez al presidente del banco Santander y segĂşn la cual la apertura del juicio no procedĂ­a si actĂşa en solitario la acusaciĂłn popular.

En la sĂŠptima y Ăşltima sesiĂłn del juicio, el que fuera titular del Juzgado Central de InstrucciĂłn nĂşmero 5 aprovechĂł el turno de Ăşltima palabra para asegurar que su "conciencia estĂĄ tranquila porque tomĂł las decisiones" que creyĂł "ajustadas a Derecho" para "perseguir, sancionar o castigar los crĂ­menes masivos" de desapariciones forzadas y actuĂł en defensa de las vĂ­ctimas del "desamparo".

Esta causa abierta contra GarzĂłn, conocido mundialmente por su lucha contra ETA y la apertura de causas de justicia universal, como la que permitiĂł la detenciĂłn en Londres del exdictador chileno Augusto Pinochet, ha levantado una gran expectaciĂłn internacional. Un grupo de observadores internacionales relacionados con organizaciones de derechos humanos asistiĂł a la sala de vistas, mientras que a las puertas del Supremo se celebraron numerosas manifestaciones de apoyo a GarzĂłn al grito de "ÂĄJusticia!" y "ÂĄvergĂźenza!".