El sueño del ascenso se esfumó en Mérida

Los jugadores de ambos conjuntos concentrados antes del inicio del choque. / Foto: Mérida AD

El Real Ávila, que fue mejor, no supo aprovechar las ocasiones y lo pagó con una derrota 2-0 frente a un Mérida AD muy efectivo de cara gol, por lo que cae eliminado de los playoffs de ascenso a 2ªB con un global final de 3-0 en la eliminatoria.

No pudo ser. El sueño del ascenso deberá esperar un año más para el Real Ávila, que no pudo remontar el 0-1 del partido de ida y que cayó derrotado finalmente por 2-0 ante el Mérida AD en el Estadio Romano de la capital extremeña frente a 7.500 espectadores, en un partido en el que nunca bajó los brazos y luchó con todo lo que tuvo.

 

En la primera parte los abulenses fueron mejores, se hicieron con el dominio del balón, pero les faltó acierto de cara al gol, además de que se encontraron con un muro infranqueable como fue el guardameta Manu, que lo paró todo. El partido comenzó con ambos conjuntos muy centrados, sin arriesgar nada y mostrando mucho respeto por el contrario, pero con el paso de los minutos el conjunto encarnado se fue estirando mostrando un gran juego.

 

Pito, que no jugó en el partido de ida, fue uno de los jugadores más activos, y jugó con gran intensidad, lo que le costó la primera tarjeta del encuentro en el minuto 21, pero de sus botas llegaron las mejores ocasiones del primer tiempo. Otro de los protagonistas, esta vez en el cuadro emeritense, fue Regino, que tuvo que retirarse en camilla en el minuto 36 por lesión, siendo sustituido por Pedro Oliva.

 

Los últimos minutos de la primera parte fueron para los abulenses, que mostraron su mejor cara buscando intensamente el gol antes de llegar al descanso, pero la mala fortuna hizo que en el minuto 48, ya finalizando el tiempo de descuento decretado por el colegiado del encuentro, el Real Ávila se encontrase con el primer gol en contra, obra de Toni, que remató del cabeza poniendo el 1-0 en el marcador.

 

Empezado el segundo tiempo el Real Ávila realizaría su primer cambio. Salía Piru y entraría Emilio y pronto, en el minuto 12, los extremeños aumentarían su casillero con el 2-0 obtenido por Cristo resolviendo fantásticamente una buena contra.

 

En el minuto 25 Alex sería expulsado por doble amarilla y los abulenses se quedaron con diez, pero no bajaron los brazos en ningún momento y dominaron el juego, pero al final no pudo ser y el Real Ávila se despide de la temporada sin poder cumplir con el sueño del ascenso. Al final, se puede resumir en un partido con dominio claro de los abulenses que derrocharon esfuerzo, lucha y garra, pero en el que no supieron aprovechar las numerosas ocasiones que generaron, lo que pagaron con la derrota y la eliminación con un global de 3-0 en la eliminatoria.

 

Al finalizar el choque, en rueda de prensa, el entrenador del conjunto encarnado, Borja Jiménez aseguró que “no puedo reprochar nada a mis jugadores, el fútbol es así”, pero “duele mucho”, porque “creo que la eliminatoria fue igualada en todo momento”. Por su parte, el entrenador del Mérida, Bernardo Plaza, reconoció que “la primera parte ha sido del Real Ávila, pero al final lo que vale son los goles” y añadió que “felicito al Ávila por su planteamiento y propuesta de juego”.