El sol sonríe a la Semana Santa que transcurrirá con temperaturas primaverales y sin lluvia

El tiempo anticiclónico llegará este viernes y se mantendrá toda la Semana Santa, ya que predominarán los cielos despejados y las temperaturas primaverales que, en algunos puntos de la Península, podrán alcanzar los 28 grados centígrados.

La portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ana Casals, ha explicado a Europa Press que el viernes aún quedará "la resaca de lluvias" de esta semana y habrá cielos nubosos y lluvias débiles en el tercio norte, que únicamente serán en forma de nieve en cotas altas.

 

En el resto del país se prevén cielos poco nubosos o despejados y que las temperaturas suban de forma notable en la Península y de forma ligera a moderada en Baleares. "Puede haber subidas de hasta 8 grados centígrados ese día", ha subrayado.

 

Sobre el viento, ha indicado que soplarán de componente oeste, fuertes en el valle del Ebro, Ampurdán y Menorca. En cuanto a Canarias, estará nuboso en el norte y poco nuboso en el sur, sin precipitaciones y con vientos moderados a fuertes del noreste y no tendrán precipitaciones.

 

Además, el sábado y el Domingo de Ramos prevé que predomine el buen tiempo "en todas las zonas" excepto en el extremo norte peninsular, donde podría haber algunas lluvias débiles ocasionales en el País Vasco y en algunos sitios de Asturias y Cantabria, aunque ha apuntado que la posibilidad es muy baja, del 10 por ciento aproximadamente, y ha precisado que serán más probables el sábado que el domingo.

 

En el resto, se espera tiempo anticiclónico, con vientos que irán amainando y solo seguirán en el cuadrante noreste, donde serán fuertes en los Pirineos y en la salida del Ebro. En Canarias soplarán alisios pero más débiles que el día anterior.

 

AUMENTO DE LAS TEMPERATURAS

 

Respecto a las temperaturas, ha destacado que "suben en toda España", sobre todo el viernes, pero también seguirán ascendiendo sábado y el domingo seguirán estables, pero el lunes y el martes volverán a subir.

 

De este modo, ha dicho que se esperan temperaturas de 20 a 22 grados centígrados en toda la costa Mediterránea, incluida Cataluña; de 22 a 24 grados centígrados en el sur y entre 24 y 27 grados centígrados en Sevilla y en zonas de Murcia, Extremadura o Huelva.

 

Mientras, en la mitad norte, el mercurio llegará hasta los 20 grados centígrados en Valladolid, Zamora y Salamanca y de 18 a 20 grados en zonas de Galicia, Asturias, en el extremo oeste de Cantabria y en el valle del Ebro. En el resto de la mitad norte, las máximas serán de 18 grados centígrados.

 

El lunes los termómetros volverán a ascender, sobre todo en la mitad norte y en las zonas de montaña de Andalucía y el martes, en general en toda España se llegará "a temperaturas buenísimas", entre 20 y 22 grados centígrados en muchas áreas.

 

Casals ha pronosticado que, en general, de lunes a jueves un anticiclón afectará a toda España y habrá cielos poco nubosos o despejados y soleados y el jueves se observa alguna posibilidad remota de alguna lluvia débil y ocasional aislada en el extremo norte.

 

"Va a hacer bueno en general, excepto alguna cosa en el norte", ha comentado la portavoz que ha añadido que las temperaturas seguirán subiendo progresivamente a partir del lunes; que no se esperan heladas y que los vientos serán flojos aunque más intensos en el noreste peninsular.

 

Sobre las temperaturas, ha precisado que el Jueves Santo tendrán unos 22 grados en Pontevedra, de 18 a 20 grados centígrados en la zona cantábrica; de 22 a 24 grados en la costa mediterránea; hasta 26 grados centígrados en sitios como Madrid, Toledo, zonas de Extremadura, valle del Guadalquivir y Murcia. "En algunos puntos llegan hasta 28 grados centígrados. Esto es normal para la época. Estamos en abril", ha destacado.