El Sevilla deja 'tocado' al Barcelona

Luis Suárez se lamenta de una ocasión perdida

Los de Luis Enrique, a la contra, continúan con los problemas en defensa y suman su segunda derrota consecutiva lejos del Camp Nou.

 

 

FICHA TÉCNICA


SEVILLA CF: Sergio Rico, Coke, Andreolli, Kolodziejczak, Trémoulinas(Mariano, min.88), Krychowiak, N'Zonzi, Krohn-Dehli, Iborra (Reyes, min.69, Reyes), Vitolo, Gameiro (Llorente, min.71).

FC BARCELONA: Bravo, Mathieu (Dani Alves, min.60), Piqué, Mascherano, Alba, Busquets, Rakitic, Sergi Roberto, Suárez, Neymar, Munir (Sandro, min.60)

GOLES:

1-0, min.51, Krohn Dehli.

2-0, min.57, Iborra.

2-1, min.73, Neymar, de penalti.

ÁRBITRO: Gil Manzano (C. Extremeño). Amonestó a Krychowiak (min.18), Andreolli (min.21), Busquets (min.27), Kolo (min.30), Mathieu (min.47), Jordi Alba (min.59), Tremoulinas (min.72), Llorente (min.75)

ESTADIO: Sánchez Pizjuán.

El Sevilla FC consiguió la victoria ante el FC Barcelona (2-1) gracias a un gran arranque tras el descanso, donde anotó los dos goles, y superó en todos los aspectos a los pupilos de Luis Enrique que reaccionaron en el tramo final, pero ya fue tarde para conseguir algo positivo de su visita al Ramón Sánchez Pizjuán.

El conjunto de Unai Emery enmendó su mal comienzo liguero con un triunfo de postín y el técnico vasco puso fin a su mala racha de 20 partidos sin victoria ante los culés. Una victori más que balsámica para un Sevilla que recupera el pulso y comienza a escalar en la tabla para ocupar el sitio que merece.

En el recuerdo, el último enfrentamiento entre ambos equipos. En esa ocasión, el Barcelona vencía en la prórroga de la Supercopa de Europa con el último gol de Pedro con la camiseta azulgrana. Cinco a cuatro terminó el encuentro que dejó dudas en la defensa de Luis Enrique y grandes sensaciones en el cuadro nervionense.

Este sábado, el encuentro fue muy intenso en todo momento. Destacaron más los errores que los aciertos y eso favoreció al espectáculo. Un partido que se suele decir gusta más al que no es hincha de ninguno de los dos equipos, con cierto descontrol, llegadas en ambas áreas y juego reñido en el centro del campo.

Ambos equipos comenzaron con un planteamiento parecido, intentando robar cerca de la portería contraria. Los locales, con una presión mucho mayor lograron tener un gran número de acercamientos al área defendida por Claudio Bravo, aunque sin crear demasiado peligro. El chileno regresó en Sevilla al once en detrimento de un cuestionado Ter Stegen.

El FC Barcelona intentó responder a las llegadas del Sevilla alargando el equipo, con la velocidad a la contra de Neymar, Suárez y Munir que sustituía al lesionado Leo Messi, pero sin el control de la posesión y, por tanto, del partido.

En el cuadro hispalense, Gameiro no conseguía plasmar ese dominio posicional relativo y solo creó peligro en un remate tras un córner que detuvo Bravo bajo palos. Por su parte, los de Luis Enrique, incómodos, aprovecharon descaradamente el juego a la contra y crearon más peligro en los acercamientos a la portería de Sergio Rico, con un Neymar desequilibrante intentando realizar el papel capital del lesionado astro argentino.

Como muestra de esto, llegó la ocasión más clara de los azulgranas. Igual que Leo Messi en Tiflis aquel día, Neymar lanzó de manera magistral una falta que tras rebotar en el palo y en Sergio Rico, bailó por la linea de cal y Piqué, esperando a que entrara solo el balón, vio cómo se desvanecía la oportunidad de abrir el marcador.


EL SEVILLA GOLPEA TRAS EL DESCANSO.

Tras el tiempo de descanso, el Sevilla salió convencido de que podía conseguir los tres puntos y lo demostró a los pocos segundos de la reanudación con una llegada de Gameiro. Krohn-Dehli abrió el marcador seis minutos después culminando en llegada en el segundo palo una gran jugada personal de Kevin Gameiro que llegó a línea de fondo superando a Jordi Alba y Mathieu y puso el centro raso.

En ese momento, el Barça bajó los brazos y el Sevilla, alentado por su público, aparecía en el área contraria con más facilidades y peligro. En este escenario, llegó el segundo tanto, obra de Iborra que con un cabezazo certero en el centro del área sin oposición, ponía tierra de por medio y acrecentaba los nervios y las dudas en el sistema defensivo blaugrana.

El orgullo del vigente campeón afloró en ese momento. Neymar dio un paso más al frente. El Sevilla replegó en exceso y ahí llegó la jugada en la que el Barcelona recortó distancias. Neymar disparó desde fuera del área y el balón tocó en la mano de Tremoulinas. Gil Manzano señaló la pena máxima y el brasileño marcó el gol desde los 11 metros.

Con el 2-1, el Barça intentó poner cabeza, meditar las jugadas y elegir la correcta para lograr el empate pero hubo cortocircuito. Más incertidumbre que peligro hasta el final. De esta manera, el Sevilla coge más aire y se hace fuerte en el Sánchez Pizjuán consiguiendo su segunda victoria consecutiva. El FC Barcelona suma su segunda derrota consecutiva lejos del Camp Nou.