El Seprona traslada a un operario a los pozos petrolíferos de Burgos ante riesgo de derrame

Guardia Civil

El Seprona ha tenido que trasladar a un operario hasta los pozos petrolíferos de Sargentes de la Lora, en Burgos, por el riesgo de un posible accidente medioambiental por derrame del crudo.

Tres componentes del Seprona han tenido que trasladar en moto de nieve a un operario hasta los pozos petrolíferos de Sargentes de la Lora, en Burgos, ante la acumulación de nieve que impedía acceder hasta las instalaciones bajo riesgo de un posible accidente medioambiental por derrame del crudo lo que exigía una rápida intervención.

 

Los hechos ocurrieron en la tarde del jueves, 5 de febrero, cuando El Seprona de la Guardia Civil fue comisionado hasta el paraje donde se ubican los pozos petrolíferos de Sargentes de la Lora, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

 

Un operario de la planta y vecino del municipio alertó que existía un "riesgo inminente de accidente" por posible derramamiento del crudo acumulado que podía afectar gravemente al medio ambiente ya que había que cerrar unas bombas que regulan el volumen de la extracción.

 

La imposibilidad para acceder hasta el lugar por la cantidad de nieve acumulada y la que caía en esos momentos impidiendo la circulación de vehículos e, incluso, de maquinaria hasta la planta de extracción, motivó la solicitud de colaboración de la Guardia Civil.

 

Tres componentes del Seprona se trasladaron al lugar, primero en todo terreno, hasta que se hizo imposible avanzar en vehículo, pasado un kilómetro la localidad de San Felices de Rudrón. En ese punto continuaron la marcha en moto de nieve.

 

A 800 metros de Sargentes de la Lora, el peso de la moto, ocupada por dos guardias civiles, hizo imposible continuar la marcha y obligó a uno de los agentes a continuar a pie.

 

Ya en el pueblo recogieron y trasladaron al operario encargado de los pozos y consiguieron acceder a todos por lo que a las 21.20 horas quedaron cerradas todas las bombas "sin tener que lamentar ningún tipo de accidente".

 

De regreso, los agentes del Seprona acercaron en la propia moto de nieve al operario hasta su vivienda, ya que había quedado aislado sin poder acceder a su domicilio por medio de transporte alguno.

 

"El auxilio se produjo bajo condiciones atmosféricas totalmente adversas, con una fuerte ventisca que impedía la visibilidad en algunos puntos y bajo una intensa nevada, estando la red viaria cortada al tráfico", han indicado las mismas fuentes.