El senador popular José Muñoz burla a la Comisión de Incompatibilidades del Senado

Tras verse obligado a dimitir como miembro del Consejo de Administración de Gruposa, editora de La Gaceta regional, por incompatibilidad manifiesta, entra de nuevo ‘por la puerta de atrás’ como asesor de este órgano y asiste a todas sus reuniones, ocultando esta circunstancia al Senado.

El senador del  PP salmantino José Múñoz lleva más de un año vulnerando a sabiendas el Régimen de Incompatibilidades del Senado del que es miembro desde 2004, al continuar ocupando un lugar en el consejo de administración del periódico salmantino La Gaceta regional siendo éste un motivo manifiesto de incompatibilidad.

 

De hecho permaneció así durante las dos pasadas legislaturas, pues el Senado no descubrió la ocultación. Muñoz evitó siempre mencionar en sus sucesivas Declaraciones de Actividades su pertenencia al consejo de administración de Gruposa, empresa editora de La Gaceta Regional. Se da la circunstancia de que el senador popular era miembro entonces de la Comisión de Incompatibilidades (de 2004 hasta 2008).

 

Sin embargo, en septiembre de 2011, TRIBUNA denunció el ocultamiento del senador popular salmantino de esta situación, incluida en los casos de incompatibilidad registrados por la comisión del senado que se dedica a estos menesteres. Coincidió la publicación de aquella noticia con el inicio de la actual legislatura, y los senadores fueron de nuevo requeridos por la Cámara Alta para presentar sus declaraciones de Actividades actualizadas antes de final de año 2011.

 

José Muñoz, en noviembre de 2011, solicitó al Senado que su actividad como miembro del consejo del citado medio de comunicación fuera declarada como compatible, declaró tal actividad por primera vez en su declaración oficial de Actividades y emprendió una cruzada personal dentro de la Comisión de Incompatibilidades (de la que dejó de ser miembro) para que el resto de miembros y su presidente, Antonio Sanz Cabello, entendieran su postura.

 

Finalmente, el senador salmantino, viendo que no podía cambiar la postura de la Comisión, que le continuó solicitando información sobre su actividad, y tras más de 6 meses, decidió comunicar formalmente su dimisión como miembro del consejo de administración de La Gaceta Regional, que se hizo firme el 25 de junio de 2012. Y lo comunicó por escrito a través del Registro Oficial del Senado tan sólo 5 días antes de la reunión de la comisión de Incompatibilidades prevista para el día 26 de junio en la que su ‘caso’ iba a a ser examinado y su situación sería con total seguridad clasificada como 'motivo de incompatibilidad'.

 

En las mismas fechas comunicó asimismo que dejaba de ser miembro del Consejo Social de la Universidad de Salamanca, aunque en este caso por concluirse el periodo máximo de tiempo que podía permanecer en el cargo.

 

Sin embargo, Muñoz decidió al mismo tiempo que su dimisión sería sólo una acción de 'cara a la galería', o más bien para salvar la cara ante la Cámara Alta, ya que urdió junto con el resto del Consejo del periódico, con su presidente, Pedro Díaz, a la cabeza, una treta para continuar ligado a la toma de decisiones en el órgano decisorio del periódico: el Consejo le nombró 'asesor externo', estando autorizado a participar en sus deliberaciones y reuniones.