El sargento muerto en Afganistán recibirá el último adiós este lunes en Granada, donde será homenajeado

Militar David Fernández Ureña
El sargento español David Fernández Ureña, que falleció este viernes en Afganistán por la explosión de un artefacto, recibirá este lunes el último adiós en el cementerio municipal de San José de Granada capital, ciudad en la que ha residido, junto con sus padres, buena parte de su vida, y donde también será homenajeado por el Mando de Adiestramiento y Doctrina (Madoc) del Ejército de Tierra.
GRANADA, 14 (EUROPA PRESS)



En concreto, según han informado a Europa Press fuentes municipales, a las 9,30 horas de este lunes darán comienzo, en el citado camposanto, las exequias fúnebres de este militar, que tenía 35 años, estaba soltero y era natural de Bilbao.

Posteriormente, en torno a las 13,30 horas, está previsto que se inicie un acto de homenaje a su figura que ha sido organizado por el Madoc, y que se desarrollará también en el propio cementerio granadino, en un espacio habilitado para ello.

Desde el Ayuntamiento de Granada han confirmado la asistencia del alcalde, José Torres Hurtado (PP), a ambos actos, que la familia del sargento fallecido quiere que se desarrollen "en la más estricta intimidad", sin presencia de medios de comunicación, según han apuntado las mismas fuentes.

Además, el Consistorio granadino mantuvo este sábado las banderas a media asta en señal de duelo por la muerte de este militar, que desde el año 2008 pertenecía al Regimiento de Pontoneros y Especialidades de Ingenieros número 12 de Zaragoza, cumpliendo así la jornada de luto oficial declarada por el Gobierno el pasado viernes para el conjunto de España.

CIRCUNSTANCIAS DEL FALLECIMIENTO

La muerte de Fernández Ureña, integrado en la Unidad de Ingenieros de la ASPFOR XXXII, se produjo este viernes al explosionar un artefacto explosivo improvisado (IED) cuando realizaba labores de reconocimiento en la ruta OPAL, entre las localidades de Qala-i-Naw y Darra-i-Bun, en Afganistán.

La explosión, cuyas causas se están investigando, se produjo cuando su equipo de reconocimiento examinaba un tramo de la ruta OPAL donde había sido localizado el citado artefacto.

El sargento Fernández Ureña era especialista en NBQ (defensa nuclear, biológica y química), operador de desactivación de artefactos explosivos y contaba con el curso básico de paracaidismo.