El salario medio de un hombre en España es 6.553,45 euros mayor que el de una mujer

El 72,3 % de los trabajadores españoles cree que no recibe la remuneración suficiente por su trabajo, mientras que un 27 % se siente satisfecho y un 0,7% opina que su salario es excesivo. 

Los datos corresponde a un informe realizado por Adecco e Infoempleo a partir de una encuesta realizada a 613 empresas y 2.655 profesionales en activo. La misma sitúa la media salarial de 2015 en 21.842,55 euros brutos al año, siendo de 45.198,13 euros para los puestos directivos, de 29.182,95 euros para los mandos intermedios y de 17.564,77 euros para los empleados.

 

Además de la formación o el sector en el que se trabaje hay otros factores como el sexo, la edad y el tipo de contrato que también generan desigualdades salariales.

 

Es el caso de las diferencias retributivas entre hombres y mujeres, ya que el salario medio de un hombre es de 25.205,04 euros anuales, frente a los 18.671,59 euros que de media percibe una mujer, lo que supone una brecha salarial del 25,9 %, equivalente a 6.553,45 euros menos al año.

 

También existe una brecha salarial en cuanto a la edad, puesto que los trabajadores de entre 41 y 45 años son los que cuentan con mayores salarios (25.735 euros anuales), mientras que los menores de 26 años son los que perciben una menor retribución (11.817 euros).

 

POR SECTORES

 

Por sectores, el mejor remunerado es la industria, mientras que el sector servicios es el que cuenta con menores salarios, con una brecha de 7.825 euros anuales entre ambos sectores, al ser los salarios medios de 26.793 euros y 18.968 euros brutos al año, respectivamente.

 

Esta diferencia se acentúa más por áreas de actividad, puesto que los departamentos financiero o contable perciben 21.000 euros más al año que los trabajadores del área de atención al cliente, donde los salarios son menores (34.866 euros frente a 13.567 euros).

 

La retribución también es más elevada a mayor formación del trabajador, con una brecha salarial entre una persona con un doctorado y una sin estudios es de 18.300 euros. Asimismo, hay que tener en cuenta el tipo de contrato, ya que la diferencia retributiva entre un trabajador con contrato indefinido y otro con contrato temporal es de 11.398 euros.

 

PRESENTES LOS ESTRAGOS DE LA CRISIS

 

El estudio también pone de manifiesto que el 51,1% de las compañías encuestadas reconoció haber congelado las retribuciones de sus trabajadores en 2015, mientras que el 22,7% aseguró haberlas reducido.

 

Las consecuencias de la crisis económica también causaron estragos en las nuevas incorporaciones, ya que el 58,1% de las empresas reconoció haber contratado personal bajo unas condiciones salariales inferiores a las de trabajadores que ya se encontraban en la compañía.

 

Además, las compañías no se mostraron muy optimistas en cuanto a la situación futura, pues el 61,5% de las encuestadas no cree que en 2020 se habrá recuperado el nivel salarial previo a la crisis económica.