El sacerdote abulense Enrique Planas recibe el Premio ¡Bravo! Especial de la Conferencia Episcopal Española

Estos premios tienen como objetivo “reconocer, por parte de la Iglesia, la labor meritoria de todos aquellos profesionales de la comunicación en los diversos medios, que se hayan distinguido por el servicio a la dignidad del hombre, los derechos humanos y los valores evangélicos”.

El sacerdote del presbiterio abulense Monseñor Enrique Planas ha sido galardonado con el Premio ¡Bravo! Especial que otorga la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal EspañolaDe esta manera, se reconoce su amplia labor en el campo de la comunicación social, especialmente durante su estancia en Roma.

 

Estos premios tienen como objetivo “reconocer, por parte de la Iglesia, la labor meritoria de todos aquellos profesionales de la comunicación en los diversos medios, que se hayan distinguido por el servicio a la dignidad del hombre, los derechos humanos y los valores evangélicos”.

 

Nacido en Barcelona en 1938, Monseñor Planas fue ordenado sacerdote de la diócesis de Ávila en enero de 1972. Estudió Ingeniería Química en el Instituto Químico de Sarrià, en Barcelona, y Periodismo en la Escuela de la Iglesia, en Madrid. Fue el primer director del Secretariado de la Comisión de Medios de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Española, entre 1968 y 1972.

 

A continuación fue destinado al Vaticano para trabajar en el Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales. Durante su amplia estancia en el Vaticano, ha sido Encargado para los países de lengua hispana del Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales, Miembro del Comité Directivo para la Comunicación Social en el Consejo de Europa, Cordinador General de la Red Informática de la Iglesia en América Latina (RIIAL), Presidente del Comité Científico del Instituto Europeo de Estudios Políticos, Económicos y Sociales y Director de la Filmoteca Vaticana.