El Rey sale del hospital después de cuatro días desde su operación

Declaraciones. El Monarca, orgulloso de la sanidad pública española, salió del complejo hospitalario dando las gracias al equipo médico que le atendió y a los medios de comunicación que le esperaban
EFE / BARCELONA

El Rey abando el hospital Clínic de Barcelona por su propio pie antes de cumplirse el cuarto día de su intervención para extirparle un nódulo en el pulmón de carácter benigno debido a su “muy favorable” evolución y a que ya no existe necesidad de que permanezca en el centro. El último parte médico del Clínic constata que, tras el alta hospitalaria, Don Juan Carlos deberá “proseguir su convalecencia posquirúrgica y reincorporarse progresivamente a su actividad habitual en las próximas semanas”.

Don Juan Carlos salió a las 16.15 horas horas del centro sanitario barcelonés y, en una breve intervención, ha dado las gracias al equipo médico que le ha atendido y ha resaltado que “en España tenemos que estar orgullosos de la sanidad pública que tenemos, tanto en Cataluña, como en Madrid”. Muy sonriente, compareció ante los cientos de periodistas y reporteros gráficos que estaban informando de su salida, y les ha agradecido “el interés en dar la información tan exhaustiva y en directo, y bien dada”. Vestido con un pantalón tostado, una americana azul, una camisa a rayas, sin corbata y sin la barba que lucía al ingresar en el Clínic, el Monarca fue muy aplaudido por las personas que se agolpaban en los pasillos y el vestíbulo de acceso al hospital.

Al ser preguntado por los periodistas sobre cómo se encontraba, el Rey se acercó a un grupo de ellos y, con un gesto de naturalidad y abriéndose un poco la americana ha contestado: “Bien, muy bien, ya lo veis”. El Rey fue intervenido el pasado sábado por un equipo médico dirigido por Laureano Molins, jefe de Cirugía torácica del Hospital Clínic, que desde el primer momento y tras el éxito de la operación, mostró su confianza en que el Monarca podía ser dado de alta en pocos días. En la operación se le extirpó una calcificación de 19 por 12 milímetros en la región apical del lóbulo superior del pulmón derecho en la que, durante una revisión, se habían detectado cambios morfológicos, pero cuyo análisis posterior descartó la presencia de células cancerígenas.

Pago de los gastos ‘extra’
Por otro lado, la Casa Real pidió costear los gastos extra de seguridad y protocolo y de catering, relacionados con la estancia del Rey en el Hospital Clínic de Barcelona, donde ingresó el sábado para serle extirpado un nódulo en el pulmón derecho, según señalaron este martes la consejera de Salud de la Generalitat, Marina Geli, y fuentes del hospital.

En una entrevista de TV3, Geli insistió en que el Rey fue atendido por la sanidad pública pese a haber permanecido ingresado en la planta privada que tiene el hospital, y que gestiona Barnaclínic, sólo “por razones de seguridad y protocolo. Facturaremos seguramente los temas de seguridad y protocolo; así lo ha pedido la Casa Real”, indicó la titular de Salud. Por su parte, fuentes del hospital reiteraron que la “operación asistencial” corre a cargo de la sanidad pública y los “acuerdos entre comunidades”. Es “circunstancial” que el monarca haya sido alojado en una planta privada, y sólo se “facturarán aparte gastos extras como el catering”, ejemplificó.