El Rey pone en valor el "coraje" y "sacrificio" con que españoles y portugueses afrontan la crisis

Los Reyes, esta mañana en su visita oficial a Portugal
Cavaco Silva ve margen para ir más lejos en la cooperación y coordinación entre los dos países LISBOA, 7 (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Beatriz Fernández) El Rey Felipe VI ha puesto en valor el "coraje, esfuerzo y sacrificio" con el que ciudadanos españoles y portugueses están afrontando la crisis económica, al tiempo que ha hecho un llamamiento a "vencer definitivamente estos obstáculos". "No tengo duda de que lo conseguiremos", ha animado en un discurso durante el almuerzo que el presidente de Portugal, Anibal Cavaco Silva, ha ofrecido en su honor con motivo de su visita a Lisboa.
Cavaco Silva ve margen para ir más lejos en la cooperación y coordinación entre los dos países

LISBOA, 7 (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Beatriz Fernández)

El Rey Felipe VI ha puesto en valor el "coraje, esfuerzo y sacrificio" con el que ciudadanos españoles y portugueses están afrontando la crisis económica, al tiempo que ha hecho un llamamiento a "vencer definitivamente estos obstáculos". "No tengo duda de que lo conseguiremos", ha animado en un discurso durante el almuerzo que el presidente de Portugal, Anibal Cavaco Silva, ha ofrecido en su honor con motivo de su visita a Lisboa.

Los Reyes realizan este lunes una rápida visita al país vecino con la que se pretende mostrar la voluntad que existe por ambos países de continuar con Felipe VI las estrechas relaciones que Portugal mantuvo con España durante el reinado de Juan Carlos I, han explicado fuentes gubernamentales españolas.

En el almuerzo en el Palacio Nacional de Queluz, Don Felipe no ha olvidado referirse a quienes más están sufriendo la crisis cuando ha subrayado que la superación de la crisis y del desafío que representa el "inaceptable incremento del paro" es "uno de los principales retos colectivos" que comparten los dos países.

Ante un centenar de invitados, el Rey ha destacado el tejido de vínculos "de todo tipo" que unen hoy a España y Portugal, así como los continuos contactos que mantienen las dos sociedades. "Todo ello constituye un patrimonio común, una inmejorable relación bilateral, que se nutre de un profundo conocimiento mutuo y que, al mismo tiempo, lo enriquece", ha señalado.

Pero también ha agradecido la "hospitalidad" con la que el pueblo portugués acogió a su abuelo, Don Juan, durante su exilio en Estoril y la "intensa relación" que sus padres, Don Juan Carlos y Doña Sofía, mantuvieron con el país vecino.

Felipe VI ha hablado en portugués en algunos momentos de su alocución, como cuando ha subrayado que la relación entre España y Portugal no es solo de "buena vecindad", sino de "países hermanos".

Antes que Don Felipe ha tomado la palabra Cavaco Silva, quien ha comenzado sus palabras reiterando el "cariño y simpatía que Portugal siente por la Familia Real" y que ha considerado que esta visita confirma "la firmeza y profundidad" de la relación bilateral.

UN REINADO QUE MARCARÁ HISTORIA

El presidente de la República se ha referido a la proclamación de Felipe VI como un "momento determinante" que constituye una "renovación generacional que marcará seguramente la Historia de España". Y ha querido dejar claro que, en su opinión, la cooperación entre los dos países "jamás ha sido tan amplia e intensa", como se pone de manifiesto en cada cumbre bilateral que ambas naciones celebran más o menos con periodicidad anual.

Cavaco Silva ha instado precisamente a aprovechar este "buen entendimiento" para "reforzar" la posición de España y Portugal tanto en la UE como en otros foros relevantes "pese a que existan diferencias de intereses respecto a algunos temas o expedientes específicos".

España y Portugal comparten tradicionalmente posiciones tanto en la UE como en otros foros internacionales, donde se apoyan mutuamente en las iniciativas presentadas por cada uno. Las diferencias en torno a la delimitación que los portugueses hacen de su plataforma continental es quizás uno de los únicos temas donde mantienen diferencias. El contencioso está hoy en manos de una comisión de Naciones Unidas.

"La verdad es que hoy -ha destacado el presidente-- mucho también gracias al legado de Sus Majestades el Rey Don Juan Carlos y la Reina Doña Sofía, nos conocemos mejor y trabajamos mucho mejor en conjunto". Aunque bajo el punto de vista de Cavaco Silva, se puede ir "todavía más lejos" en la cooperación y coordinación bilateral.

España, ha recordado Cavaco Silva, es el primer cliente y proveedor de bienes de Portugal y en los últimos años ha sido también el primer inversor externo y uno de los principales receptores de la inversión portuguesa en el exterior. España es además uno de los principales emisores de turistas hacia Portugal, mientras que sigue representando uno de los destinos favoritos de los portugueses.

Tras el almuerzo los Reyes mantendrán un encuentro con la presidenta de la Asamblea portuguesa, Maria da Assunção Esteves, y después con el primer ministro, Pedro Passos Coelho. Concluida la reunión con el jefe del Ejecutivo portugués regresarán a España. Cavaco Silva les ha invitado a regresar a Portugal en una próxima ocasión con más tiempo. Fue el propio presidente de la República el que invitó a los nuevos Reyes a visitar su país en el mensaje de felicitación que remitió a Don Felipe con motivo de su proclamación como monarca.

Don Felipe y Doña Letizia han viajado a Lisboa acompañados de una amplia delegación que incluye al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo; el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín; el consejero diplomático de Felipe VI, Alfonso Sanz Portolés; el jefe de la Secretaría de la Reina, José Manuel Zuleta; el jefe de Seguridad de Zarzuela, Francisco López Requena, el director de Comunicación, Jordi Gutiérrez, el jefe de protocolo de la Casa, Cándido Creis, y la directora general de Relaciones Bilaterales con los países de la UE del Ministerio de Exteriores, María Victoria Morera.

En Lisboa se ha incorporado a la delegación el embajador de España en Portugal, Eduardo Junco, quien se ha desplazado al aeropuerto a recibir a Don Felipe y Doña Letizia junto al embajador portugués en Madrid, el jefe de protocolo del Presidente de la República Portuguesa, la asesora de relaciones internacionales de Cavaco Silva, y el asesor diplomático del primer ministro portugués.