El Rey don Juan Carlos pide a los militares que afronten la crisis "con buen ĂĄnimo"

Elogia su "excelente formaciĂłn y alta exigencia personal" y destaca que su labor merece "la mĂĄxima valoraciĂłn y el justo reconocimiento" de los espaĂąoles

El Rey don Juan Carlos ha pedido a los miembros de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil que afronten la difĂ­cil situaciĂłn econĂłmica que atraviesa EspaĂąa con "total dedicaciĂłn y buen ĂĄnimo" y se ha mostrado convencido de que sabrĂĄn "obtener el mĂĄximo rendimiento de los recursos asignados" y que serĂĄn "sumamente cuidadosos en el empleo y mantenimiento de los medios".

Durante su alocución en la celebración de la Pascua Militar en el Palacio Real, ante el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los ministros de Defensa, Pedro MorenÊs, e Interior, Jorge Fernåndez, y unos 250 invitados, el Rey ha asegurado ademås que "la competencia profesional y el entusiasmo" de los miembros de las Fuerzas Armadas son "la mejor garantía para afrontar unidos esta situación"¡

El monarca ha agradecido ademĂĄs a los militares y guardias civiles su "profesionalidad y permanente entrega al servicio de EspaĂąa y de los espaĂąoles" y ha recordado especialmente a los que, en el desarrollo de "tan noble tarea", han perdido la vida, tanto en EspaĂąa como en las misiones en el extranjero.

"Ciudadanos ejemplares por su generosidad y abnegaciĂłn"
AdemĂĄs, ha recordado que durante este aĂąo ha tenido ocasiĂłn de saludar a militares "heridos y mutilados" en operaciones internacionales, visitas que tambiĂŠn ha realizado el PrĂ­ncipe, y ha asegurado que ambos han comprobado "el espĂ­ritu de sacrificio y la entereza" de estos militares, que ademĂĄs les expresaron "las ganas de volver a su puesto".

Por ello, ha asegurado que estos hombres y mujeres merecen la "admiraciĂłn" de la Casa Real, porque son "ciudadanos ejemplares de esta gran naciĂłn, por sus muestras de generosidad y abnegaciĂłn.

Asimismo, el monarca ha aprovechado para desear al ministro de Defensa que su etapa al frente de este Departamento sea "fructĂ­fera" y ha insistido en el agradecimiento a los militares porque en 2011 ha constatado "su afĂĄn de superaciĂłn para alcanzar la excelencia". "Como vuestro jefe, me siento muy satisfecho y os insto a mantener esa disposiciĂłn", ha asegurado.

De hecho, ha defendido que estas cualidades son las que hacen que sigan "siendo apreciados como unos valiosĂ­simos servidores del Estado y de la sociedad" y su labor siga mereciendo "la mĂĄxima valoraciĂłn y el justo reconocimiento" de todos los espaĂąoles. Es mĂĄs, ha recalcado que su "prestigio", que es fruto de una "excelente formaciĂłn y alta exigencia personal" hace que los jĂłvenes se sientan "atraĂ­dos por la profesiĂłn militar".

Disciplina y neutralidad polĂ­tica y sindical
Por otra parte, don Juan Carlos tambiĂŠn ha hecho referencia a la reciente aprobaciĂłn de la Ley de Derechos y Deberes de los militares, a los que ha animado a "mantener los principios de disciplina, jerarquĂ­a y unidad", que "junto al deber de neutralidad polĂ­tica y sindical" considera "esenciales para garantizar el adecuado cumplimiento de las misiones" que tienen encomendadas.

AdemĂĄs, ha recordado que dicha ley orgĂĄnica "amplĂ­a los cauces de comunicaciĂłn entre mandos y subordinados" y tambiĂŠn determina "el cumplimiento de las obligaciones con sujeciĂłn a las reglas de comportamiento militar, que estĂĄn inspiradas en la mejor tradiciĂłn castrense".

El Rey se ha mostrado muy orgulloso de que la "entrega y valĂ­a" de los militares se haya puesto de manifiesto "en cada una de las muchas ocasiones" en las que han acudido "en ayuda y socorro" de los espaĂąoles, asĂ­ como del "esfuerzo, sacrificio y capacidad" que han desempeĂąado para "promover y fortalecer la paz y seguridad internacionales" en las misiones en el extranjero.

En este punto, ha aprovechado para enviar su felicitaciĂłn a todos los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil que estĂĄn lejos de sus familias y ha deseado a todos, en nombre tambiĂŠn de la Reina y los PrĂ­ncipes de Asturias, "paz y ventura personal" para este aĂąo 2012. "Os animo a continuar trabajando con el mismo empeĂąo que siempre os ha caracterizado, sin escatimar esfuerzos en beneficio del conjunto de la sociedad a la que os debĂŠis", ha concluido.

La celebraciĂłn
Tras su discurso, que ha tenido lugar despuĂŠs del de ministro de Defensa, ha comenzado la recepciĂłn ofrecida los alrededor de 250 invitados, entre militares y autoridades civiles. Entre ellos estaban el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante Fernando GarcĂ­a SĂĄnchez, el nuevo secretario de Estado de Defensa, Pedro ArgĂźelles, nombrado ayer mismo por el Consejo de Ministros, y el director de la Guardia Civil, Arsenio FernĂĄndez de Mesa.

Los actos han comenzado a las 12.00 horas, con la llegada del Rey, la Reina y los Príncipes de Asturias a la Plaza de la Armería del Palacio Real, donde ya esperaban el presidente del Gobierno, los ministros de Defensa e Interior y el JEMAD. Varias compaùías en representación de los EjÊrcitos de Tierra y del Aire y de la Armada han rendido honores a Don Juan Carlos, que ha pasado revista a la fuerza.

DespuĂŠs, se han trasladado al SalĂłn Gasparini del Palacio Real, donde los Reyes y los PrĂ­ncipes han saludado a diferentes autoridades polĂ­ticas y militares, mientras el presidente del Gobierno y los dos ministros permanecĂ­an en un segundo plano. Mientras se prolongaban los saludos, ha podido verse a Rajoy intercambiando algunas palabras con MorenĂŠs, aunque los tres han permanecido en silencio la mayor parte del tiempo.

Una vez finalizada la lĂ­nea de saludos, los PrĂ­ncipes y la Reina se han acercado al lugar donde se encontraban Rajoy, FernĂĄndez y MorenĂŠs, y unos instantes despuĂŠs se ha incorporado el Rey. Todos han conversado durante unos minutos de manera relajada, antes de trasladarse al SalĂłn del Trono, donde el Rey ha impuesto 20 condecoraciones. Desde esta misma sala, el monarca y el ministro de Defensa han pronunciado sus discursos, que han finalizado con vivas a EspaĂąa y al Rey.