El Registro Unificado de Víctimas de Violencia de Género regional cuenta ya con 1.600 mujeres inscritas

Milagros Marcos y Agustín Prieto, antes de participar en la jornada.

Un total de 1.600 mujeres figura ya inscrito en el Registro Unificado de Víctimas de Violencia de Género puesto en marcha hace ahora un año por la Junta de Castilla y León y del que se encarga un grupo de profesionales mediante un trabajo "coordinado y en red".

De dicha labor se encarga uno de los cuatro grupos que operan actualmente en Castilla y León, integrados globalmente por sesenta profesionales, y cuya finalidad es la de lograr que la "violencia cero sea una realidad en Castilla y León", ha explicado Marcos, quien, antes de participar en la jornada sobre 'Discriminación y Violencia de Género' de UGTCyL, ha precisado que a través del sistema de protección estructurado se persigue igualmente "dar una respuesta individualizada a cada una de las mujeres afectadas".

La consejera ha destacado las medidas de protección y prevención puestas en marcha en la Comunidad contra la violencia de género, tanto con la policía, a través del primer convenio firmado en España en la materia para coordinar actuaciones con el sistema judicial, como con el resto de la sociedad y administraciones públicas representadas por la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP).

"Queremos que en Castilla y León se dé ese paso para lograr la máxima coordinación de todos los recursos que se pueden ofrecer a las víctimas, desde ayuda psicológica y jurídica hasta la puesta en marcha de medios a fin de propiciar su autonomía personal desde el punto de vista económico y de vivienda", ha enfatizado Marcos, quien en este sentido se ha felicitado de que a la cobertura a través de la renta de ciudadanía se suma ya la oferta de viviendas individuales de protección, gracias a un convenio suscrito con la Consejería de Fomento.

TRECE MUJERES EN VIVIENDAS PROTEGIDAS

A este respecto, y tras incidir en que los centros de acogida para estos casos cuentan con plazas suficientes que "no están ocupados en todas sus posibilidades", Marcos ha subrayado que hace dos años se vio la necesidad de poner en marcha, "de forma discreta", viviendas individuales--son de protección oficial--que a fecha de hoy están ocupadas ya por trece mujeres con sus hijos y personas mayores a su cargo.

Pero además, también con el objetivo de luchar contra la lacra de la violencia de género, que este año se ha cobrado ya en España 41 vidas, dos de ellas en Castilla y León, donde hasta este momento se han contabilizado 1.276 denuncias y la concesión de 137 órdenes de protección, el sistema de protección en la Comunidad cuenta con otros tres grupos de trabajo, uno de ellos dirigido a inculcar políticas de igualdad, otro centrado en el estudio de las necesidades individuales de las víctimas para darles una respuesta "integrada y profesional" y un cuarto centrado en la detección precoz.

"Queda mucho camino por recorrer, pero se están dando los pasos necesarios para alcanzar esa violencia cero", ha asegurado Marcos, que ha aprovechado para dirigirse a las víctimas para recabar su confianza y recordarles el lema 'Cuéntalo y te intentamos ayudar'.

CONTRA LA DISCRIMINACIÓN LABORAL

En la misma línea, la secretaria confederal de Igualdad de UGT, Almudena Fontecha, ha advertido que la lucha contra la violencia de género no es un fin en sí mismo sino un "imperativo ético" y ha incidido en que buena parte de los casos se producen en el ámbito laboral, de ahí el anuncio de que en la próximo conferencia internacional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) prevista para junio su sindicato recabará el apoyo del Gobierno y el empresariado español para aprobar una norma para combatir dicha lacra en el trabajo.

"No es posible que nacer hombre o mujer condicione tanto nuestras vidas. Algo estaremos haciendo mal cuando llevamos ya 41 víctimas del terrorismo machista", ha lamentado la sindicalista, quien ha advertido además de que "ningún país puede desaprovechar el talento de la mitad de la población trabajadora".

En este sentido, el secretario de UGT en Castilla y León, Agustín Prieto, quien ha condenado las declaraciones machistas de algunos políticos, en clara alusión al alcalde de Valladolid, ha puesto el acento en la discriminación laboral que sufre la mujer, con salarios inferiores en un 22 por ciento respecto de los del hombre, y los graves perjuicios que ello supone a la hora de cotizar a la Seguridad Social y, finalmente, de obtener una pensión digna en la vejez.

"Nuestra herramienta para luchar contra esto es la negociación colectiva, aunque hay muchas empresas que se niegan a invertir en políticas de igualdad", de ahí el objetivo de UGT de incorporar en los convenios colectivos cláusulas en dicha materia.