El recinto ferial... ¿cerrado por derribo?

La reforma que la Diputación lleva a cabo en el recinto donde se celebrará la nueva feria agropecuaria impide a los expositores comenzar a llevar la maquinaria y entrar a las oficinas del pabellón central.

"... cerrado por derribo...". Así reza una frase de uno de los cientos de canciones del 'maestro' Joaquín Sabina. En su caso, hacía referencia a su corazón, y en esta ocasión lo hace también a ese mismo vocablo pero de otro modo diferente.

 

Y es que el 'corazón' del recinto ferial de Salamanca se encuentra así, "cerrado por derribo", debido a la reforma que se está llevando a cabo en el lugar donde se celebrará la 'nueva' agropecuaria y solo un mes y medio antes del inicio de este evento.

 

 

En la actualidad, solo basta con darse 'un garbeo' por la zona para darse cuenta de que tanto el pabellón exterior como el central se encuentran intransitables haciendo imposible la entrada a las oficinas o la colocación anticipada de maquinaria en la zona exterior, práctica que muchos expositores llevaban a cabo meses antes del inicio de la feria.

 

Tan solo un 'valiente' tuvo la osadía de colocar en todo el medio unas vertederas bien avenidas... quien sabe si el preludio de lo que puede ser el 'estreno' de Salamaq en un recinto ferial que más bien parece un 'territorio comanche'... eso sí, cerrado por derribo.