El recibo de la luz de septiembre alcanzarĂĄ los 79,66 euros para el usuario medio

La subida del IVA al 21% encarecerĂĄ en otros 2 euros la factura del usuario medio, que se suman a los 3,20 del incremento de julio.

Con la subida del IVA, el recibo de la luz de septiembre alcanzarĂĄ los 79,66 euros para el usuario medio, segĂşn un anĂĄlisis de FACUA-Consumidores en AcciĂłn. El incremento de 3 puntos en el IVA normal, que pasarĂĄ del 18 al 21%, encarecerĂĄ en 1,98 euros la factura del consumidor medio. Y ademĂĄs hay que sumarle el incremento en el precio del kWh vigente desde julio, que provocĂł un aumento de 3,20 euros por recibo.

AsĂ­, a partir de septiembre, un usuario con 4,4 kW de potencia contratada y un consumo mensual de 366 kWh (la media en EspaĂąa, segĂşn un anĂĄlisis de FACUA sobre mĂĄs de 50.000 facturas de viviendas ocupadas) pagarĂĄ al mes 79,66 euros (62,6339688 mĂĄs el 27,19% que representarĂĄn la aplicaciĂłn del impuesto sobre la electricidad y el IVA).

Con las tarifas vigentes desde julio, el recibo del usuario medio estĂĄ actualmente en 77,68 euros (62,6339688 mĂĄs el 24,03% del IVA vigente en la actualidad mĂĄs el impuesto sobre la electricidad). En abril eran 74,48 euros (60,05 mĂĄs ii).

A todo esto hay que sumarle que el Gobierno ha anunciado una posible nueva subida a final de año y está preparando un cambio regulatorio, que según FACUA-Consumidores en Acción, “recortará el derecho de buena parte de los usuarios a acogerse a la tarifa fijada por el Ministerio de Energía, obligándolos a contratar las tarifas del mercado libre, que generalmente son aún más caras”.

“La denominada Tarifa de Último Recurso (TUR) se aprueba cada tres meses en función de lo que dicta una oscura subasta que celebran las eléctricas, en la que el precio del kWh está prácticamente decidido antes de que ésta tenga lugar” asegura la asociación.

FACUA denuncia que pese a que esta subasta trampa viene siendo cuestionada por las comisiones nacionales de la Energía y la Competencia, el Ejecutivo de Rajoy “se resiste a modificar una regulación tarifaria diseñada en la época de Aznar a la medida de los intereses del sector y que Zapatero no quiso cambiar”.

Subida en diez aĂąos


La asociaciĂłn augura que en sĂłlo diez aĂąos, la luz habrĂĄ subido un 86,0%, nada menos que 36,83 euros por recibo mensual, esto es, 441,96 euros al aĂąo.

FACUA recuerda que la liberalizaciĂłn elĂŠctrica, iniciada a finales de los 90 e impulsada mediante una directiva europea en 2003, se presentĂł a los usuarios con el argumento de que provocarĂ­a importantes bajadas tarifarias, que desde el primer momento advirtiĂł que ocurrirĂ­a lo contrario.

En 2002, las tarifas eran, redondeando a dos decimales, 9,66 cĂŠntimos por kWh consumido (7,9213 mĂĄs el 21,93% que representaban los impuestos sobre la electricidad y el IVA) y 1,70 euros por kW de potencia contratada (1,394348 mĂĄs impuestos indirectos). El usuario medio pagaba entonces 42,83 euros (35,1270892 mĂĄs ii).

Los impuestos indirectos representarĂĄn desde septiembre el 27,19%, frente al 21,93% que suponĂ­an en 2002, antes de las dos subidas del IVA de 2010 (cuando pasĂł del 16 al 18%) y 2012.

Precio por kWh consumido y kW de potencia contratada desde septiembre

Una vez sumados los impuestos, en septiembre el precio del kWh en la modalidad sin discriminaciĂłn horaria alcanzarĂĄ, redondeando a dos decimales, los 18,98 cĂŠntimos (14,9198 cĂŠntimos mĂĄs impuestos). Este concepto, el tĂŠrmino de energĂ­a, representa el 87% del recibo para el usuario medio.