El Real Madrid tira de los 'clásicos' Llull, Rudy y Felipe para repetir final

Ayon, que disputó su primer partido de blanco, habla con Llull, decisivo en el último cuarto (ACB.com)

El Real Madrid jugará por su tercer título consecutivo de la Supercopa Endesa al batir al Valencia Basket (89-76) en una intensa semifinal, decidida por el talento de Rudy, Llull o Felipe Reyes.

Los blancos llevan dos Supercopas Endesas seguidas en el bolsillo y para seguir vivos en la búsqueda de la tercera tuvieron que tirar de lo más conocido, de sus cracks: Rudy Fernández, estrella absoluta con 21 puntos y Sergio Llull y Felipe Reyes, determinantes en un formidable último cuarto.

 

Tres triples seguidos de Llull y seis puntos seguidos de Reyes decantaron la balanza en el último cuarto, acabando con la oposición de un Valencia Basket que dominó toda la primera mitad y llegó a mandar por cuatro mediado el último periodo.

 

No fue el mejor día para las caras nuevas. En muchos casos lastrados por las faltas, pitadas en un alto número, y en otros por su falta de adaptación o de ritmo. Lo cierto es que ni Buycks ni Harangody en los taronja ni Ayón, Maciulis, Campazzo o Rivers en los blancos tuvieron un día brillante. Solo Nocioni (8 puntos seguidos) y Guillem Vives tuvieron su momento, aportando frescura a sus equipos.