El Real Madrid sabe que no habrá rendición fácil

Lewandoski, la gran esperanza del Borussia Dortmund para conseguir la machada

El equipo blanco no quiere confianzas en territorio hostil ante un rival con Lewandowski y su ambiente. 

 

POSIBLES ALINEACIONES

BORUSSIA DORTMUND: Weidenfeller; Piszczek, Hummels, Papasthopopulos, Durm; Grosskreutz; Jojic, Sahin, Mkhitaryan; Reus y Lewandowski.

REAL MADRID: Casillas; Carvajal, Pepe, Ramos, Coentrao; Modric, Xabi Alonso, Di María; Cristiano, Benzema y Bale.

ÁRBITRO: Damir Skomina (SLO).

ESTADIO: Signal Iduna Park.

HORA: 20.45/La1.

El Real Madrid quiere solventar este martes (20.45 horas/La1) sin complicaciones ni sustos su pase a las semifinales de la Liga de Campeones, avalado por el sólido 3-0 que se trajo de la ida del Santiago Bernabéu ante un Borussia Dortmund dispuesto a no rendirse fácilmente y que se ampara en la vuelta de Robert Lewandowski, su ambiente y los históricos problemas madridistas en Alemania.

Hace una semana las cosas salieron muy bien para los madridistas, que encarrilaron muy bien la eliminatoria, pero que no quieren confianzas, sabedores de que el actual subcampeón de Europa, por su mentalidad, no les planteará un segundo capítulo fácil y querrá darle toda la emoción que pueda en un cruce que ha dado la vuelta respecto al del año pasado.

En aquella ocasión, el que estaba obligado a levantar un resultado adverso era el nueve veces campeón de Europa, 'devorado' una vez más en Alemania con un contundente 4-1, con absoluto protagonismo para un Lewandowski que firmó un extraordinario 'póker' que hizo la remontada imposible para los entonces entrenados por José Mourinho.

De todos modos, Carlo Ancelotti, fiel a su estilo, acude al Signal Iduna Park cauto y sin confianzas, con la buena noticia de poder contar con Cristiano Ronaldo, ausente en Anoeta para descansar su rodilla 'tocada', y con pocas probabilidades de, pese al marcador, de hacer experimentos, por lo que pondrá a su mejor once en el terreno de juego.

El principal objetivo del Real Madrid será el de contener la más que previsible embestida inicial de los de Jurgen Klopp, que saben que el público les llevará en volandas y que no les dejará en los 90 minutos. Evitar un gol tempranero y un arrinconamiento cerca de las inmediaciones de Casillas deben ser las cosas a evitar por el equipo español, que tiene claro que el Dortmund tiene más peligro arriba con la presencia de su goleador, que hizo notar su ausencia por sanción en Madrid.

Así, con la crisis levantada por las derrotas consecutivas en el 'clásico' y el Sánchez Pizjuán parece que ya olvidada con la victoria continental y la del pasado sábado en Anoeta, el equipo madridista intentará volver a refrendar su candidatura al título europeo con un nuevo triunfo en un país cuya última visita le fue muy fructífera con el 1-6 al Schalke. Sin embargo, la estadística sigue diciendo que ha perdido en 18 de sus 26 visitas, pero dar una buena imagen en el Signal Iduna Park sería un refuerzo anímico.

Para ello, Ancelotti devolverá, salvo sorpresa, la titularidad de Cristiano Ronaldo junto a Gareth Bale y Karim Benzema. Un trío que se presenta clave porque puede hacer mucho daño si el Dortmund deja los espacios que se presupone que ofrecerá en pos de la remontada, aunque el galés acabó 'tocado' en San Sebastián, y su hueco sería para Isco, porque Ángel di María recuperará su lugar en el once tras el descanso que tuvo en liga junto a Xabi Alonso y Luka Modric. Atrás, con Casillas en portería, tampoco se prevén cambios, aunque Varane podría dar descanso a uno de los dos centrales.

Y como sucediera en la ida, Klopp tendrá problemas para conformar el once con el que intente la 'machada'. A las bajas ya conocidas de sus jugadores claves, el técnico germano tampoco podrá contar con el capitán Sebastian Kehl por sanción, cuyo lugar será probablemente para Jojic, mientras que el guardameta Weidenfeller y el joven lateral Durm no jugaron en la remontada ante el Wolfsburgo en la Bundesliga (2-1).

El portero parece casi seguro que jugará, mientras que el técnico alemán deberá decidir si pone en el lateral izquierdo a Grosskreutz para ser más ofensivo. Arriba, Lewandowski liderará el ataque junto a un Marco Reus, el mejor en el Bernabéu, pero que echó de menos al polaco para haber traído quizás algo más de emoción para este partido de vuelta.

 

Noticias relacionadas