El Real Madrid no desaprovecha regalos para acceder al liderato

Los jugadores del Real Madrid celebran uno de los dos goles de Benzema

El conjunto madridista, con dos tantos de Benzema tras errores locales, se mantiene invicto ante un rival que no se rindió.

 

FICHA TÉCNICA.


ATHLETIC CLUB: Iraizoz; De Marcos, Laporte, Etxeita, Balenziaga; San José (Rico, min.72), Beñat (Sola, min.84); Susaeta (Ibai, min.78), Raúl García, Sabin; y Aduriz.

REAL MADRID: Navas; Carvajal, Pepe, Varane, Marcelo; Isco (Jesé, mins72), Kroos, Modric, Kovacic (Lucas Vázquez, min.89) ; Cristiano y Benzema (Casemiro, min.80).

GOLES.

0-1, minuto 19. Benzema.

1-1, minuto 67. Sabin.

1-2, minuto 69. Benzema.

ÁRBITRO: Mateu Lahoz (C.Valenciano). Amonestó a Susaeta (min.25), Beñat (min.64), De Marcos (min.66), Ibai (min.81), Raúl García (min.90), por el Athletic Club, y a Cristiano (min.52), Pepe (min.56), Kroos (min.78), por el Real Madrid.

ESTADIO: San Mamés.

El Real Madrid mantuvo su condición de invicto tras salir airoso este miércoles de un intenso partido en San Mamés ante un aguerrido Athletic Club de Bilbao, al que derrotó por 1-2, gracias a dos regalos de los de Ernesto Valverde que no desaprovechó el enrachado Karim Benzema para sacar tres valiosos puntos y encaramarse a lo más alto de la tabla junto al Celta.

No fue un partido fácil como se esperaba para el equipo madridista, a buen nivel en la primera mitad, pero superado en la segunda por la fuerza del conjunto bilbaino, al que volvieron a condenar sus fallos, traducidos en esta ocasión en los dos tantos que le costaron sacar algo más valioso, sobre todo el del 1-2, que llegó justo después de que Sabin Merino acabase con la imbatibilidad de Keylor Navas.

El portero costarricense fue de lo más destacado de los de Rafa Benítez, junto al buen partido en todas las facetas de Luka Modric, y el saber estar en el momento adecuado de Benzema, mas fino que un Cristiano Ronaldo que se marchó de nuevo de vacío y sigue sin dar caza a Raúl. El Athletic, por su parte, supo reponerse en una buena segunda mitad para complicar las cosas a su oponente, pero sumó una nueva derrota que le va alejando de otros objetivos.

El partido comenzó con la intensidad prevista. Valverde optó por meter velocidad en las bandas con Sabin y Susaeta, mientras que Benítez, pese a la amenaza del juego aéreo local, se volvió a decantar por Kovacic, en busca de una mejor salida de balón ante la fuerte presión del conjunto bilbaíno.

Los dos equipos intercambiaron amenazas en el primer cuarto de hora y el Real Madrid se aferraba a un omnipresente Luka Modric para calmar el ímpetu de los 'leones', aunque en ocasiones dejaba sin conexión a un Benzema muy protagonista y a Cristiano.

El encuentro no se acaba de desenredar para un lado u otro, cuando el Athletic le dio un regalo a un rival poco dado a perdonar concesiones así. En un saque de puerte, San José recibió la pelota y ante la tímida presión visitante se la quiso ceder de nuevo a Iraizoz sin percatarse que por allí merodeaba Benzema que agradeció el obsequio para demostrar que está en racha con su quinto partido seguido marcando.

El 0-1 hizo mucho daño al equipo vizcaíno y el madridista hizo con el mando. Iraizoz detuvo una potente volea, centrada eso sí, de Cristiano, Benzema no llegó por poco a empujar un buen pase de Marcelo, y el Real Madrid desperdició una buena contra en superioridad, una de sus especialidades.

Pese a todo, los de Valverde aguantaron y poco a poco se fueron reponiendo, en buena medida gracias al esfuerzo de Susaeta, muy entonado por el lado derecho. El interior metió un buen balón a Raúl García, cuyo disparo tapó Pepe en un tramo final con protagonismo para los porteros. Aduriz hizo estrenarse a Keylor Navas con un peligroso cabezazo e Iraizoz aguantó bien en pie para repelar un disparo cercano de Kovacic tras una buena jugada colectiva visitante.

EL ATHLETIC REACCIONA

La reanudación trajo la lluvia y un Athletic con ánimos renovados. El conjunto rojiblanco empezó a llevar el partido hacia su lado, pero le faltó más acierto en los metros decisivos y su mejor ocasión fue un disparo lejano de Aduriz, repelido por Keylor Navas. Sin embargo, el paso atrás de los madridistas era evidente y eso despertó también a la 'Catedral', dispuesta a dar ese plus para llevar a los suyos hacia el empate.

Así, el Athletic encontró su premio en un contragolpe. Pepe no salió con acierto al corte y los 'leones' no perdonaron el espacio. Susaeta metió un buen centro al segundo palo, no donde estaba Aduriz, sino un Sabin Merino, mejorado en esta segunda parte, y que dejó a Navas a las puertas del récord de Miguel Ángel con un preciso cabezazo.

San Mamés se preparaba para un partido nuevo cuando su equipo cometió otro error imperdonable, esta vez de Balenziaga. Isco quedó solo a la espalda del lateral y tuvo todo el tiempo del mundo para meter el pase preciso para la entrada de Benzema y el doblete del delantero francés para enfriar de nuevo el ímpetu del conjunto rojiblanco.

Benítez reaccionó al tanto dando una oportunidad para revalorizarse a Jesé en lugar del malagueño, en busca de más frescura arriba para intentar la sentencia, aunque poco después quitó a su goleador por la contención de Casemiro. Navas estuvo acertado ante Aduriz y Raúl García, y Cristiano, muy discreto toda la noche, no atinó a sentenciar en dos contragolpes, en las mejores ocasiones de un tramo final intenso, pero que no varió la trabajada victoria madridista.