El Real Madrid muestra su poder

Llull firmó un tercer cuarto espectacular

Los blancos exhiben su mejor baloncesto, arrollan a los turcos y se medirán al Maccabi en los cuartos de final. 

 

 

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

 

El Real Madrid puso fin al 'Top 16' de la Euroliga con una contundente victoria (86-66) frente al Anadolu Efes turco que le permite concluir la segunda fase en segunda posición, tras un encuentro en el que el conjunto dirigido por Pablo Laso ofreció una fantástica versión y aplastó a su rival desde el principio, con Rudy Fernández y los Sergios, Rodríguez y Llull, como puntales.

 

El conjunto español, que tenía remotas opciones de ser primero, concluyó su racha de tres derrotas consecutivas y aseguró una segunda posición que le permitirá tener el factor cancha a favor en los cuartos de final de la máxima competición continental, en los que se medirá al Maccabi Electra de Israel.

 

El día D, a la hora H, el Real Madrid encontró su mejor versión y logró además perpetuarla en el tiempo. Como resultado, el Anadolu Efes sepultado en una primera mitad primorosa que acarició la perfección durante muchos minutos y que decantó el partido. En el día de su 28 cumpleaños, Rudy Fernández (15 puntos), el líder del proyecto blanco, mandó un mensaje claro y sonoro muy pronto. Sus once puntos, con tres triples, mostraron el camino. El Real Madrid, con acierto exterior, comenzó a hervir.

 

Nikola Mirotic, fajador, y Mirza Begic, intenso, se unieron a la llamada de su líder. Enfrente Oktay Mahmuti se desesperaba porque su equipo, fuera del desequilibrio individual de Farmar y Lucas, no hallaba respuestas. Superado por el ritmo y con problemas para contener el rebote de ataque local, los turcos simplemente sobrevivían (25-14, primer cuarto).

 

Pero si Rudy Fernández, en modo estrella, fue quien se exhibió en el primer cuarto, el segundo apareció el canario Sergio Rodríguez para coger su testigo. El base madridista no atacó el aro pero ofreció un recital de antología en el arte de la dirección y concretamente en el del pase. Picado, por la espalda, en alley-oop, de cualquier forma imaginable. Una exhibición que encontró en Slaughter, por vía aérea, y Carroll, letal desde el perímetro, unos aliados perfectos. El Real Madrid de la irregularidad fue un equipo inabordable los primeros veinte minutos (47-30), en los que llego a alcanzar la veintena de renta (41-21, min.17).

 

El temor local, la desconexión del partido, tan pronto se hizo real con el 0-7 de salida del Anadolu Efes, como se esfumó, con un posterior 8-0 del Real Madrid que hizo saber que esta vez no habría laguna mental. Sergio Llull (16 puntos), un volcán de energía, asumió el peso del cuadro de Laso y mantuvo la diferencia en el electrónico en un tercer período en el que la nota negativa fue la lesión de Carlos Suárez, que abandonó la cancha con molestias en su pierna izquierda.

 

Con el crecimiento de Dusko Savanovic controlado, el bloque turco continuó sin encontrar la forma de reducir la renta. Al contrario, los locales, con Llull en fase de erupción y Felipe Reyes aportando en ambas zonas, volvieron a disparar la renta hasta más allá de la veintena, firmando uno de los mejores encuentros de la temporada en un día clave.

 

La derrota, incontestable y tercera consecutiva del Anadolu Efes para cerrar el 'Top 16', deja al cuadro de Oktay Mahmuti como tercer clasificado, lo que significa que se medirá al Olympiacos griego en los cuartos de final, teniendo además el factor cancha en contra.

 

REAL MADRID: Llull (16), Fernández (15), Suárez (2), Mirotic (11) y Begic (9) --cinco inicial--; Rodríguez (2), Carroll (14), Reyes (7), Slaughter (10) y Hettsheimeir (-).

 

ANADOLU EFES: Farmar (11), Lucas (10), Shipp (8), Savanovic (8) y Erden (5) --cinco inicial--; Tunçeri (2), Balbay (7), Vujacic (-), Guler (1), Gonlum (8) y Barac (6).

 

ÁRBITROS: Ilija Belosevic (SRB), Sreten Radovic (CRO) y Borys Ryzhyk (UCR). Sin eliminados.

 

PABELLÓN: Palacio de los Deportes. 9.156 espectadores.