El Real Madrid calienta el Bernabéu para la goleada que realmente necesita

Jesé, autor de uno de los goles, felicitado por Ronaldo

El Real Madrid se dio un festín en el Santiago Bernabéu para resarcirse de la dolorosa derrota (2-0) del pasado miércoles ante el Wolfsburgo y goleó (4-0) a un Eibar muy flojo en defensa.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Casilla; Carvajal (Danilo, min.62), Pepe, Nacho, Arbeloa; Isco, Casemiro (Kovacic, min.53), James; Lucas Vázquez, Jesé (Mayoral, min.75) y Cristiano.

 

EIBAR: Riesgo; Capa, Pantic, Ramis, Luna; Escalante, Dani García; Keko (Hajrovic, min.72), Adrián (Borja Bastón, min.46), Jota (Juncá, min.46); Enrich.

 

GOLES

   1 - 0, min.5, James Rodríguez.

   2 - 0, min.17, Lucas Vázquez.

   3 - 0, min.20, Cristiano Ronaldo.

   4 - 0, min.38, Jesé Rodríguez.

 

ÁRBITRO: Sánchez Martínez (C.Murciano). Amonestó con tarjeta amarilla a Dani García (min.3), Escalante (min.62), Ramis (min.68) por parte del Eibar.

 

ESTADIO: Santiago Bernabéu. 70.689 espectadores.

El conjunto blanco volvió al Bernabéu tras el batacazo en Alemania para enfrentarse al Eibar, noveno clasificado de la Liga, aunque con la mente puesta en el importante compromiso de este martes ante el Wolfsburgo, en el que tendrá que marcar al menos tres goles si quiere estar en la próxima ronda de la Liga de Campeones. Consciente de esto, Zidane elaboró un once plagado de rotaciones.

 

Arbeloa y Carvajal entraron en detrimento de Marcelo y Danilo, respectivamente, y James e Isco -en la sala de máquinas- y Jesé y Lucas Vázquez -en el frente de ataque- contaron con una nueva oportunidad para reivindicarse. Tan solo Pepe, Casemiro y Cristiano Ronaldo repitieron con respecto al partido de 'Champions' del pasado miércoles.

 

Sin embargo, los blancos no notaron los cambios y tan solo les bastó con 20 minutos para hacer tres goles. Precisamente los que necesitan si quieren seguir peleando por el último título posible, la 'Champions'. Ya en el minuto 5, los merengues se adelantaron en el marcador con un precioso gol de falta. La novedad es que esta vez el encargado de lanzarla no fue Cristiano, sino un James que regresó al once titular pidiendo minutos a gritos tras una temporada complicada.

 

Y no iba a ser menos Lucas Vázquez. El joven extremo, como ya es costumbre, aprovechó sus minutos para demostrar que puede tener un sitio en este Madrid y puso el 2-0 en el marcador en el minuto 17, tras una buena jugada individual de Cristiano Ronaldo. Y, precisamente, fue el portugués quien hizo el tercero de la tarde tan solo tres minutos después, para sumar su gol número 30 en el campeonato doméstico y mantenerse como Pichichi de la competición con cuatro goles de diferencia sobre su perseguidor más inmediato, el delantero del FC Barcelona Luis Suárez.

 

Con el partido sentenciado, y un Eibar hundido, el Madrid buscó hacer sangre con continuos pases a la espalda de la zaga armera. James, volvió a intentarlo con otro lanzamiento de falta desde la derecha, pero esta vez no estuvo acertado el colombiano. Fue Jesé -el único que faltaba arriba por marcar- quien, a puerta vacía, hiciera el cuarto. El canario sumó así su quinto gol de la temporada -en seis partidos como titular- tras un pase milimétrico de Cristiano.

 

Isco pudo firmar la manita ya en el minuto de añadido, pero su disparo se marchó a la derecha de la portería de Riesgo y el marcador, finalmente, llegó con el 4-0 al descanso. Por su parte, los de Mendilibar naufragaron sobre el césped del Bernabéu y pagaron todos sus errores defensivos con goles. Nada tuvieron que ver esta vez los azulgrana con ese Eibar intenso que incomoda a los rivales y pelea los encuentros de principio a fin.

 

SEGUNDA PARTE SIN NADA

 

Tan solo tras el paso por vestuarios, el Eibar reaccionó y pudo recortar distancias hasta en dos ocasiones por mediación de Sergi Enrich y el recién entrado Borja Bastón, que jugó tras el descanso en sustitución de Adrián González. Sin embargo, el Real Madrid quería más, y a punto estuvo de conseguirlo en el minuto 3 de la reanudación, pero el testarazo de Cristiano lo atrapó Riesgo con mucha seguridad.

 

A partir de entonces, el ritmo descendió. El cuadro blanco, tranquilo con el resultado conseguido en la primera parte, y el Eibar, sabedor de que era complicado sacar algo positivo de su visita al feudo merengue. Zidane aprovechó entonces para hacer cambios, a fin de mantener a la plantilla fresca de cara al duelo ante el Wolfsburgo. Kovacic sustituyó a Casemiro en el centro del campo y Danilo entró -bajo una gran pitada por parte de la grada tras su mal partido en Alemania- para dar descanso a Carvajal. Pitada que se transformó en cánticos en una buena ocasión del brasileño ya en el tramo final.

 

Lo más interesante de la segunda mitad fueron el fallo de Cristiano a quince minutos para el final que, a puerta vacía y con todo a favor, mandó fuera el esférico cuando la grada ya cantaba gol, y la entrada del canterano Borja Mayoral en detrimento de un Jesé Rodríguez que fue de los mejores del Real Madrid durante los minutos que estuvo sobre el verde. Por parte del Eibar, Borja Bastón estrelló un cabezazo contra el larguero ya en el 80' y perdió la oportunidad de poner distancia con Aduriz -con el que está igualado con 17 tantos- en la pelea por el Pichichi nacional.

 

De esta manera, el Real Madrid suma una nueva goleada ante su afición que le permite mantener la pelea por la segunda plaza y mete el miedo en el cuerpo a un Wolfsburgo que tendrá que visitar este martes un Bernabéu acostumbrado a los resultados abultados de su equipo.

 

Por su parte, el Eibar se ve superado en la clasificación por la Real Sociedad, con la que iguala a 38 a puntos -a la espera de lo que haga este sábado contra el FC Barcelona, y se sitúa en la zona media de la tabla a 10 de Europa.