El Real Madrid baja al Atleti a la tierra

Los jugadores del Real Madrid celebran uno de los goles conseguidos ante el Atlético

Los blancos golean (3-0) en el derbi y acarician el pase a la final tras poseer un dominio de la pelota y con un Jesé que volvió a marcar de nuevo.

 

 

 

FICHA TÉCNICA

 

REAL MADRID: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao; Xabi Alonso, Modric, Di María (Illarramendi, min.80), Jesé (Isco, min.83), Cristiano y Benzema (Morata, min.72).

 

ATLÉTICO DE MADRID: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Insua; Gabi, Koke, Diego (Cebolla Rodríguez, min.46), Arda Turan (Adrián, min.61), Raúl García (Sosa, min.70) y Diego Costa.

 

GOLES 

   1 - 0, min.17, Pepe.

   2 - 0, min.56, Jesé.

   3 - 0, min.73, Di María.

 

ÁRBITRO: Clos Gómez (C.Aragonés). Amonestó a Pepe (min.23) en el Madrid y a Diego (min.27), Diego Costa (min.60), Juanfran (min.78) y Miranda (min.87) en el Atlético de Madrid.

 

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

 

INCIDENCIAS: Se guardó un minuto de silencio en memoria de Luis Aragonés, fallecido el pasado sábado a los 75 años.

El Real Madrid goleó al Atlético de Madrid (3-0) en el partido de ida de las semifinales de la Copa del Rey y dio un paso de gigante para jugar la final del próximo 19 de abril después de un autoritario triunfo cimentado en los goles de Pepe, Jesé y Di María, más que suficientes para desactivar la resistencia del actual campeón.

 

Dio igual el currículo. El Atleti, que había salido victorioso en sus dos últimas visitas a Chamartín, salió con una mano delante y otra detrás, con la sensación de que sólo una épica remontada en el Calderón le permitirá revalidar el título. Los blancos, con poco fútbol pero mucho hambre, pegaron una buena estocada a su vecino, que sólo había perdido en Cornellà hasta la fecha.

 

El Atleti lo tuvo claro desde el comienzo y apostó por el estilo que le ha llevado, entre otras cosas, al liderato liguero. Sin rendijas en defensa, los colchoneros volvieron a camuflarse como una auténtica roca muy difícil de batir, un equipo perfecto a la contra, mucho más --si cabe-- con el añadido del brasileño Diego y Arda Turan, quién dispuso de la primera ocasión clara.

 

El turco, en un impecable remate con la testa, avisó a los blancos, 'dueños y señores' del partido por la constante aparición de Modric. Sin embargo, sigue faltando el pegamento que lleve el balón al área contraria. Las carreras de Jesé, Cristiano y Di María fueron el principal argumento merengue ante un inédito Benzema, una isla sin remite.

 

Fue entonces, y pese al encorsetamiento local, cuando llegó el tanto del Real Madrid. Pepe, que tapaba una posible salida rojiblanca, enganchó un balón sin dueño y su disparo golpeó en Insua. El lateral cambió la trayectoria y engañó a Courtois. El 1-0 sirvió para mejorar la versión madridista, aunque el Atleti siguiese intentando hacer daño a pelota parada.

 

Miranda, en una acción parecida a la que fue gol en la pasada final de Copa, remató una falta de Gabi que detuvo Casillas, el 'santo' blanco, aquel que, 15 años después, continúa sin saber lo que es perder un 'derbi'. La mejor garantía para un Real Madrid que, minutos después, volvió a la carga con un disparo de Modric

 

Antes, Diego Costa intentó oscurecer el partido en sendas acciones con Pepe y Alonso, aunque también recibió la ración de Arbeloa, que no se quedó tranquilo hasta que le buscó las cosquillas a su próximo compañero de selección. El Real Madrid, que prefirió no entrar a la batalla, aguantó el 1-0 al descanso y apuntilló en el segundo acto.

 

JESÉ Y DI MARÍA COMPLETAN LA FIESTA 

 

Los defensores del título, muy acostumbrados a las batallas sin cuartel, salieron a por todas con tal de conseguir un gol que les mantuviese con vida para la próxima semana. Pero no, no hubo manera de dar con la tecla. Además, a los de Ancelotti les hace falta muy poquito para perforar la red de su rival. Acto seguido al buen comienzo visitante, surgió Jesé, infinito una vez más.

 

El canario recogió una excelente asistencia de Di María y estableció el segundo a la hora de partido. Un gol que mató al Atleti, sobre todo porque tuvo muy cerca el 2-1 con un cabezazo de Godín que sacó Modric bajo palos. El croata, que resuelve con la misma eficacia en las dos áreas, terminó por ganarse la ovación del Bernabéu.

 

Un minuto después de esa jugada la fortuna volvió a aliarse contra el Atlético y Di María sacó petróleo en disparo desde la frontal que desvió Miranda. El 3-0 fue un gol doloroso para los colchoneros -nadie les había marcado más de dos esta temporada-- y cerró la goleada para los de casa, cuya letal versión, le permite pasar por encima de cualquiera, incluido el inabordable líder de la mejor Liga del mundo.