El Real Madrid apura sus opciones de liderato ante un cansado Baskonia

Llull en el Real Madrid - Laboral Kutxa Baskonia

El Real Madrid intentará seguir aspirando al primer puesto de la temporada regular de la Liga Endesa este miércoles (21.00/Teledeporte), cuando recibirá en la penúltima jornada a un Laboral Kutxa Baskonia que llegará cansado tras la 'Final Four' de la Euroliga y sin nada que jugarse en la capital.

 

A falta de que se cierre la jornada 33 con este partido aplazado debido a la Euroliga, el Real Madrid sigue manteniendo opciones de llevarse el liderato gracias al tropiezo del Barcelona Lassa ante Movistar Estudiantes, pero también puede ser segundo e incluso tercero dependiendo de los resultados que se den.


De hecho, el Valencia Basket también tiene opciones matemáticas de liderato, dentro de ese 'baile' entre los tres equipos que se van a jugar las primeras plazas de la competición, cuyo premio añadido es el 'factor campo' favorable en las hipotéticas semifinales y final de la Liga Endesa.

Para ser primero, el Real Madrid necesita ganar sus dos partidos contra Baskonia y Baloncesto Sevilla y que el Barça pierda en casa contra el Iberostar Tenerife. Aumentar la presión sobre el líder pasa por ganar este miércoles a un rival cansado tras su paso por Berlín, saldado con derrotas ante Fenerbahce y Lokomotiv Kuban.

EL BASKONIA DOMINA 3-1 EN LOS DUELOS DE LA TEMPORADA

Pese a los resultados, el equipo alavés se marchó muy orgullo de la ciudad alemana, donde cayó en la prórroga de semifinales contra el Fenerbahce. No sería extraño que sufriera un 'bajón' competitivo en el Barclaycard Center por dos razones de peso: el desgaste acumulado y el cuarto puesto liguero que no puede mejorar ni empeorar en esta recta final.

De esta circunstancia se quiere aprovechar el Real Madrid después de una semana de recuperación, el tiempo anormalmente largo en el apretado calendario habitual que ha tenido para recuperarse desde que apalizó al Montakit Fuenlabrada (129-81) con el récord de asistencias de Sergio Rodríguez (19).

De paso, Pablo Laso y sus pupilos esperan cobrarse revancha ante un adversario que le tiene tomada la medida esta temporada y que ya le ha batido dos veces en Euroliga y otra en Liga Endesa, aunque el equipo blanco se impuso en la semifinal de Copa del Rey. Batir a un rival poderoso supondría de paso una buena inyección de moral de cara al inminente inicio del 'play-off'.