El Real Madrid, a aprovechar el descanso y su afición para golpear primero

Rudy Fernández y Juan Carlos Navarro en el Real Madrid - Barcelona

Blancos y azulgranas se citan en la final liguera por tercer año consecutivo.

 

 

EQUIPOS

REAL MADRID: Llull, Rudy Fernández, Darden, Mirotic y Bourousis -- posible cinco inicial--; Sergio Rodríguez, Carroll, Reyes, Mejri, Slaughter, Díez y Martín.

FC BARCELONA: Huertas, Navarro, Papanikolaou, Lampe y Tomic --posible cinco inicial--; Dorsey, Sada, Abrines, Oleson, Lorbek, Nachbar y Pullen.
 

ÁRBITROS: Conde, Pérez Pérez y Jiménez.

HORA: 21.30 (Teledeporte).

PABELLÓN: Palacio de Deportes.

El Real Madrid y el FC Barcelona iniciarán este jueves (21.30 horas/Teledeporte) un nuevo duelo por la gloria con el primer partido de la final de la Liga Endesa, compromiso que el equipo blanco quiere declinar a su favor aprovechando el apoyo del Palacio de Deportes y el descanso acumulado, mucho mayor que el de un rival obligado a rendir al límite en semifinales.

Una canasta agónica de Marcelinho Huertas en el último segundo de 200 minutos de juego, repartidos en cinco partidos de semifinales, permitía al Barcelona meterse en su decimosexta final consecutiva de una competición ACB, después de eliminar a un gran Valencia Basket que obligó al equipo azulgrana a exprimirse al máximo.

Mientras el Barça celebraba en La Fonteta su pase a la final, el Real Madrid ya llevaba tres días descansando después de despachar al Unicaja en cuatro partidos. Esa ventaja física puede resultar clave a largo plazo, sobre todo teniendo en cuenta la carga acumulada de partidos oficiales entre Liga, Euroliga, Copa y Supercopa. En total, el equipo blanco ha disputado 76 partidos este temporada y su rival azulgrana, 75.

Durante todo ese periplo, se han cruzado de manera decisiva en tres de esos torneos y en todos se llegó al mismo desenlace, favorable al equipo entrenado por Pablo Laso. A las victorias ajustadas en las finales de Copa (76-77) y Supercopa (83-79) se sumó la humillante paliza al Barça en la semifinal de la 'Final Four' europea (62-100).

Por todo ello, el club 'culé' llega más presionado, ya que corre el peligro de cerrar la temporada sin títulos, aunque ya demostró en las semifinales que sabe moverse bien bajo presión aprovechando el gran momento de forma de Marcelinho Huertas y un Ante Tomic acostumbrado a crecerse contra sus excompañeros.

EL MEJOR ATAQUE CONTRA LA MEJOR DEFENSA EN OTRO CHOQUE DE ESTILOS

El otro gran argumento ofensivo es Juan Carlos Navarro, que ha mostrado su mejor versión durante el 'play-off' y quiere lucirse en buscar de su tercer 'MVP' en una final. Al otro lado de la cancha, el Barça sigue contando con la mejor defensa del campeonato, concediendo una media de 70 puntos por encuentro.

Sin embargo, el aspirante topará con el mejor ataque de la Liga Endesa (88 puntos por partido), con una afición entregada al vigente campeón y con un equipo que llega más descansado tras disponer de una semana de descanso, muy oportuna para solventar sus diversos problemas físicos caso de Rudy Fernández, quien sigue mermado un dedo de la mano.

Por contra y según ha explicado Laso, Salah Mejri, Marcus Slaughter y Tremmell Darden parecen recuperados de sus respectivas molestias, mientras que Dontaye Draper sigue sin entrenar, por lo que será difícil que dispute la final. "Estamos hablando de un chico que lleva desde enero sin jugar y hemos visto en Carroll lo que eso significa", ha avisado el técnico alavés.

Sí estarán plena forma puntales como Sergio Rodríguez, Nikola Mirotic, Sergio Llull o Felipe Reyes, nombrado 'MVP' de la última final liguera tras decidir en el quinto partido. La igualdad aumenta el interés de esta batalla por el título, un equilibrio que se registra tanto en los 60 enfrentamientos históricos entre ambos equipos en 'play-off' (30-30) como en el duelo de banquillos entre Pablo Laso y Xavi Pascual (15-15).



 

Noticias relacionadas