El Real Ávila jugará la fase de ascenso tras remontar al Numancia B

Los encarnados ganaron 3-2 un partido que empezó 0-2

El Real Ávila jugará la fase de ascenso a Segunda B por décima vez en su historia tras vencer este domingo al Numancia B por 3-2, en el partido correspondiente a la jornada 41 y penúltima en el grupo VIII de la Tercera División.

En una tarde que quedará para los anales de la historia, el partido comenzó cuesta arriba para los de José Luis Diezma, que vieron como se adelantaban los sorianos en el minuto 4 ampliando la diferencia al cuarto de hora tras el lanzamiento de un penalti por mano de Toño en el área del Numancia B.

Con 0-2 en el marcador en el minuto 20, lejos de bajar los brazos, los encarnados tiraron de casta y coraje para encerrar a los visitantes en su campo avasallándoles con contínuas internadas de Pito, muy activo, y buenas jugadas individuales de Emilio que tuvo el gol en sus botas en varias ocasiones.

Fruto del empuje local, el Real Ávila redujo las diferencias en el marcador pasada la media hora de partido. Peña aprovecha el rechace de un disparo lejano de Piru para poner el 1-2. Apenas dos minutos después, Iván Cabezudo marca a puerta vacía tras una gran jugada de Peña que se lleva al portero y la defensa sacando un buen pase para el 6 abulense que ponía las tablas en el marcador.

El Real Ávila siguió creando ocasiones con la intención de irse por delante al descanso y lo tuvo varias veces en las botas de Emilio, aunque la ocasión más clara llegó en el 45 cuando Pito no pudo empalmar, en boca de gol, un buen pase desde la izquierda.

Tras el descanso llegó un buen susto cuando Félix tuvo que sacar con el pie un disparo del soriano Edipo, que se había quedado solo frente al guardameta abulense. Aun así los encarnados siguieron dominando el encuentro, pero el desgaste de la primera parte mermó las fuerzas y las ocasiones eran contadas.

Mano no pitada en el area del Numancia BLa grada del Adolfo Suárez, con el buen ambiente que dieron los más de 1200 asistentes, cantó varias veces el tercero del Ávila. En el 49 Pito cabecea un saque de esquina que saca de la portería en última instancia un defensa local, y cuatro minutos depués nadie remata un saque de falta que se pasea raso por el área del Numancia y cuando lo hace Emilio el balón termina fuera.

En una jugada del encuentro que podría haber sido vital para el resultado final, un visitante toca el balón con el brazo dentro de su área -como recoge nuestra fotografía- sin que el árbitro lo vea, y aunque la grada, el banquillo local y los jugadores encarnados pidieron la pena máxima el árbitro, muy criticado, se hizo el sordo. No cambió esto el ánimo del Real Ávila y tampoco lo hizo la expulsión, en el 69, del primer y segundo entrenadores locales, Diezma y Borja.

Lejos de acusarlo el Real Ávila se entregó a la tarea del gol con más ardor si cabe, y tanto fue el cántaro a la fuente que al final Emilio, que lo había buscado desde el comienzo, perforó la meta visitante en el 90 dando el triunfo a los locales.

Con esta victoria el Real Ávila llega a los 81 puntos y se clasifica de manera matemática para disputar la fase de ascenso a Segunda División B ya que el quinto clasificado, el Atlético Astorga, se encuentra a cinco puntos tras caer con el líder y a falta de una única jornada por disputarse.

Emilio marca el tercero para el ÁvilaEl entrenador del Real Ávila, José Luis Diezma, ha señalado que "hemos cumplido nuestro objetivo, pero con el mismo guión de suspense de toda la temporada". Diezma ha reconocido que "ha habido imprecisiones y nervios por lo que nos jugábamos, pero se ha visto que de empuje y corazón estamos sobrados y a los veinte minutos ya eramos nosotros".

Uno de los hombres del partido, Emilio, también reconoció que "el equipo ha jugado con más corazón que cabeza", y aseguró que ahora el objetivo es "quedar lo más arriba posible y si podemos mantener la segunda plaza mejor". El 11 encarnado quiso también agradecer el apoyo de la afición, que acudió en masa a este importante encuentro.