El Real Ávila golea a un Guijuelo descafeinado y sigue dejando buenas sensaciones

El Real Ávila solventó este miércoles, día de su 90 cumpleaños, su tercer encuentro de pretemporada endosando un contundente 4-0 al CD Guijuelo, de 2ª B, que llego al Adolfo Suárez bastante descafeinado. Aun así, los encarnados reflejaron una evolución muy positiva sobre todo en el aspecto ofensivo

El Real Ávila ha ganado este miércoles al Guijuelo por 4-0 en su tercer partido de preparación de cara al comienzo de la temporada en Tercera División.

 

Los encarnados no tuvieron demasiadas dificultades para imponerse a un equipo salmantino que, aunque milita en superior categoría, llegó plagado de jugadores a prueba y de la cantera.

 

Dos goles de bella factura (24’ y 40’) del delantero Pito, sobresaliente en entrega, encarrilaron un encuentro que se cerró en la segunda mitad con los tantos de Villa (55’) y Emilio (90+), quien en el último suspiro halló el gol que había estado buscando desde el descanso.

 

El tanteo podría haber sido más abultado ya que el Real Ávila dispuso de varias ocasiones para aumentar distancias. Sobre todo al comienzo de la segunda parte cuando, de manera casi consecutiva, Ivan Cabezudo, Pito y Cueto no supieron o no pudieron llevar a buen puerto sendos ‘mano a mano’ con el guardameta Ruby, al igual que Emilio, que levantó el ¡huy! en la grada en varias ocasiones hasta conseguir su premio justo antes del pitido final.

 

Poco se pudo ver de un Guijuelo que apenas creó peligro para una portería por la que pasaron Pindado, David y Chispi, a excepción de los últimos minutos del partido en los que dispusieron de varias ocasiones de acercarse en el marcador.

 

Puede servir de excusa para el equipo chacinero que Antonio Pino fue el único jugador de la primera plantilla sobre el césped del Adolfo Suárez, pero esto parece a la vez peligroso teniendo en cuenta que apenas restan un par de semanas para comenzar la liga y aun no conocen la victoria tras tres encuentros de pretemporada.

 

A pesar de los precios económicos, con entrada gratis para los socios y 3 euros para el público general, el Adolfo Suárez presentó una pobre entrada de no más de 300 personas. Esto deja ver que, a pesar de las buenas sensaciones con las que está arrancando, el equipo aun tiene que convencer a la afición.

 

Rubén de la Barrera

Tras el partido el entrenador del Guijuelo, Rubén de la Barrera, se ha mostrado “contento por los chicos que hoy han venido a competir con un equipo que, entiendo, va a ser importante este año en tercera división”, ya que considera que estas oportunidades “van a facilitarles un futuro acorde a sus capacidades actuales”.

De la Barrera ha señalado que, entre los hombres que este miércoles han pisado el césped del Adolfo Suárez  “si que es cierto que hay proyectos de buenos jugadores”.

El técnico chacinero ha indicado que “ahora mismo concluye el primer ciclo de la pretemporada en el que ha habido mezclas, pruebas, para ganar tiempo a la espera de que llegasen los principales activos que van a competir a lo largo del año con el primer equipo, y ahora entramos ya de lleno en una fase en la que el principal protagonismo va a recaer en aquellos que van a dar cuerpo a la primera plantilla”.

El Guijuelo sólo se ha llevado a Ávila a un jugador del primer equipo, Antonio Pino. Rubén de la Barrera ha explicado que “el resto se ha quedado en casa porque se está siguiendo un proceso con ellos y no queríamos arriesgar, ya que el sábado tenemos un partido bonito y atractivo para jugar como es contra el Cacereño, equipo de la categoría, y ahí ya se empezarán a ver rasgos que van a definir al Guijuelo de 2ª B”.

 

Kiko Sánchez

Al igual que los escasos espectadores, el entrenador del Real Ávila, Kiko Sánchez,  salió del Adolfo Suárez con “muy buenas sensaciones”. El técnico se mostró satisfecho ya que “hemos dado sensación de solidez, de equipo. Hemos mejorado además el aspecto ofensivo y hemos creado un montón de ocasiones, y la verdad es que los chavales han estado fantásticos desde el principio hasta el final”.

Sánchez reconocía que “es fácil trabajar con este grupo y más cuando tenemos el bloque desde principio de pretemporada”. El trabajo, a partir de ahora, “es ir cogiendo conceptos y engrasando la maquinaria para que al final los automatismos necesarios para que el equipo funciones sean los que se han visto hoy aquí e incluso mejorarlos”.

 

No quiere, sin embargo, echar las campanas al vuelo el entrenador encarnado ya que “aun queda mucho, no podemos creernos que ya hemos hecho todo ni crear una euforia excesiva, tenemos todavía que trabajar muchísimo”.  En concreto, ha explicado, “queda mucho trabajo físico, ya estamos dándoles 70 minutos a los jugadores para que vayan cogiendo cada vez más ritmo de competición y poco a poco tienen que aguantar los 90 minutos con un ritmo excelente”.

 

Rui y Peña

La disciplina del Real Ávila acoge durante esta semana a los exjugadores encarnados Rui y Peña, que a pesar de su progreso en los últimos años se encuentran en la actualidad buscando equipo. Rui disputó gran parte del partido frente al Guijuelo y sobre el terreno de juego se vio que se encuentra cómodo en el grupo, por un lado, y que la grada aun recuerda los buenos momentos que dejó en el equipo abulense.

 

Rui, en un momento del encuentro

Kiko Sánchez ha manifestado que el de Bembibre “es un jugador que subiría este equipo en una calidad excepcional”. El entrenador del Real Ávila ha explicado que “simplemente tiene sus minutos porque necesita estar en forma y competir y si más adelante él decide quedarse pues tenemos trabajo adelantado porque conoce al grupo, conoce la categoría, y conoce el cuerpo técnico, pero tiene que decidir él. Ahora está barajando unas cuantas ofertas y si al final decide quedarse nosotros estaremos encantados de poderle ofrecer una plantilla que lo quiere, que está muy a gusto con él, y él con el equipo, y manejando que este equipo puede tener un reto importante y él nos puede ayudar bastante”.

 

El caso de Rubén Peña, debutante el pasado año en Primera División con el Real Valladolid, es más complicado. “Quizá él baraje más ofertas de fuera y tenga menos probabilidades de quedarse –ha señalado Kiko Sánchez- pero le abrimos las puertas para que entrene con nosotros, para que se ponga en forma y si al final nada de lo que le ofrecen le gusta, pues aquí tiene sus puertas abiertas y aquí tiene su equipo para que también podamos subir un punto de calidad, que sería fantástico”.

 

Calendario

Con respecto al calendario de competición, conocido esta semana, Kiko Sánchez ha señalado que es “complicado, tenemos lo duro al principio, Segoviana, Arandina…pero hay que jugar con todos y tal y como estamos ahora, con la ilusión que tenemos y lo motivados que estamos yo creo que podemos afrontar un buen inicio de liga”.