El Real Ávila apura sus opciones visitando a La Granja

Toni Ayala, este viernes./ Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

El Real Ávila apura este domingo sus opciones de permanencia en Tercera División visitando a La Granja, rival directo por la salvación, con la premisa de no traerse otra cosa que no sea los tres puntos. Para ello su entrenador, Toni Ayala, ha advertido de que no deberán ir a Segovia "con el pecho inflado".

Mantener la línea de juego de las últimas jornadas, exceptuando el partido contra el Almazán, será el objetivo del Real Ávila en la visita que este domingo a las 17 horas realiza a La Granja, rival directo de los encarnados para la salvación y ante la cual el entrenador canario Toni Ayala no contempla otra opción que "puntuar de tres". 

 

Ayala ha informado este viernes que "ha sido una semana perfecta en cuanto a entrenamientos" pero ha reconocido que le preocupa "que el equipo rinda como tiene que rendir". El técnico encarnado ha recordado que "lo hemos hecho bien en Arandina, Palencia y Tordesillas" y ha apuntado que "Almazán tiene que estar olvidado porque si estamos al nivel de las últimas jornadas el equipo tendrá mucho camino ganado".

 

En este sentido, ha advertido que "si salimos con el pecho inflado, como el otro día, nos pegarán un empujón y nos mandarán otra vez contra la pared".

 

Para este encuentro el Real Ávila contará con la baja de Adrián, con dos semanas de tratamiento, la duda de José Mari, que está recuperándose y ya ha estado entrenando con el grupo "pero hay que tener cuidado para la incorporación" y la buena noticia es que Andrés Llorián ya ha estado entrenando con el grupo y podrá ser de la partida. Bruju y Nathan han tenido molestias físicas durante la semana pero no están descartados.