El Real Ávila apura sus opciones de permanencia visitando a un difícil Palencia

Juan Rodríguez, entrenador del Real Ávila. / Cedida

El Real Ávila visita este jueves al Palencia Balompié en el partido correspondiente a la jornada 34 en el grupo VIII de Tercera División. Será un dificilísimo desplazamiento para los de Juan Rodríguez, que apuran sus opciones de permanecer en Tercera, esta vez frente a un aspirante al ascenso a Segunda B.

El entrenador del Real Ávila, Juan Rodríguez, ha afirmado este miércoles que "llegamos bien, con ganas, recuperándonos del último palo que hemos tenido en casa pero con ganas de solventarlo con lo que nos queda por delante. Estamos ante un partido que no va a ser fácil". Y es que las opciones cada vez son menores tras las dos últimas derrotas con Segoviana y Salmantino, esta última muy dolorosa.

 

Para el encuentro ante el Palencia, el Real Ávila pierde a dos de sus hombres titulares, Llorián y Alex y recupera al goleador Nata, "bajas importantes pero que no deben impedir al resto de jugadores ir a por todasy los que salgan lo harán con garantías y motivados".

 

La última derrota ante el Salmantino ha marcado los entrenamientos del equipo, que "han sido duros, pero han pasado los días y veo a los jugadores con confianza, hay que centrarse en sumar puntos que es lo que nos importa. Entre todos hemos ido recuperándonos, pensando en qué hemos fallado y en qué tenemos que mejorar, dónde no volver a caer y siempre con la cabeza alta, porque si tiramos nosotros la toalla ya no tenemos nada que hacer".

 

'Juanito' ha asegurado que el equipo no saldrá a especular con el resultado de La Balastera, "por desgracia no podemos especular, iremos en busca de los 3 puntos y esos se consiguen desde que el árbitro pita el principio y hasta el final del partido, sea como sea, hay que buscarlos".

 

Para el técnico canario, el resultado de Palencia dependerá de cómo esté el Real Ávila, "si nosotros estamos bien, va a ser difícil que nos ganen. Sabemos que es un equipo que está bien, que está arriba, juega en casa y tiene un objetivo diferente, pero el nuestro es más importante, nosotros nos jugamos mucho más y sólo tenemos que pensar en eso".

 

"La clave para sumar -ha indicado- vuelve a estar en nuestra actitud, en nuestras ganas y concentración en todo el momento del partido. Si al final cometemos errores que nos están costando goles hay que estar atentos porque lo estamos pagando demasiado caro".

 

Ante el volumen de partidos en una semana, éste es el segundo, el técnico reconoce que "me preocupa el cansancio y la acumulación de tarjetas, pero la competición es así y sólo nos preocupamos del partido de mañana, luego ya veremos cuando venga el otro ya nos preocuparemos de posibles bajas".