El PSOE tacha de bajeza moral y gesto pueril la negativa de Podemos al minuto de silencio por Rita Barberá

Antonio Hernnando, Miguel Angel Heredia y diputados de la gestora de PSOE

Distintos diputados del PSOE han criticado la ausencia de los parlamentarios de Unidos Podemos en el minuto de silencio que se ha guardado en el hemiciclo del Congreso por la muerte de la exalcaldesa de Valencia y senadora Rita Barberá, una decisión que denota, según el expresidente de la Cámara Patxi López, "bajeza moral".

"Me ha parecido un gesto de una catadura moral y humana verdaderamente lamentable", ha declarado López a los periodistas, que ha acusado de "bajeza moral" a los miembros de ese grupo parlamentario.

El presidente de la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales ha rechazado el argumento de Unidos Podemos de que no quieren participar en lo que consideran un "homenaje político" y les ha pedido que no confundan eso con el "mínimo respeto ante la muerte de un ser humano".

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha indicado que "hoy es un día para acompañar a una persona y a su familia, y todo lo demás sobra". En su opinión, "cuando se muere una persona, en la vida hay que saber comportarse, y en la política también".

UNA SORPRESA DESAGRADABLE

También se ha pronunciado José María Barreda, presidente de la Comisión de Defensa, que ha lamentado el fallecimiento de Barberá y ha admitido que le ha "sorprendido muy desagradablemente" la ausencia del grupo presidido por Pablo Iglesias.

"Me parece una deshumanización que está fuera de lugar y creo que es confundir las cosas. Guardar un minuto de silencio en memoria de una persona que acaba de fallecer no significa que le des un respaldo a toda su trayectoria, significa sencillamente un gesto de humanidad e incluso de solidaridad con sus compañeros", ha manifestado.

Barreda supone que "seguramente la mayoría" de los diputados que se han ausentado del hemiciclo están ahora "arrepentidos" y se habrán dado cuenta de que su gesto "tiene algo de pueril y de innecesario".

Sobre la figura de Rita Barberá, el parlamentario socialista se ha limitado a afirmar que "no ha hecho una buena gestión". "Es evidente que hemos sido adversarios, pero nunca enemigos. No debe haber enemigos en política, y menos en política democrática", ha añadido.