El PSOE se congratula de la aprobación de la Ley de rehabilitación y regeneración urbana de la Junta, "pero llega tarde"

El concejal socialista Juan Antonio Chamorro asegura que “la aprobación de la Ley de rehabilitación y regeneración urbana, por parte de la Junta de Castilla y León, no viene más que a refrendar las tesis urbanísticas defendidas desde el Grupo Municipal Socialista sobre la situación de nuestra ciudad”.

“Cuestiones como la sostenibilidad, el crecimiento urbano compacto y la apuesta por la rehabilitación son premisas que hemos venido defendiendo desde siempre y que el equipo de gobierno ha ignorado, cometiendo a nuestro juicio, más que errores, disparates como la sexta modificación del Plan General de Ordenación Urbana”.


Según el concejal socialista, “parece que ahora el Partido Popular se da cuenta de la necesidad de dar un giro total a la política urbanística defendida hasta ahora y que nos ha traído consecuencias nefastas, en el caso de Ávila. Nuestra ciudad está rodeada de planes parciales plagados de edificios vacíos o a medio terminar. Zonas residenciales sin vecinos, con zonas verdes deterioradas, sin actividad comercial, que tenemos que pagar todos por el afán desarrollista del equipo de gobierno”.


“Una idea comúnmente extendida es que la conversión de suelo rústico a suelo urbano es un gran negocio para los Ayuntamientos, pero esto no es cierto. Si se suma el dinero que proporcionan las licencias, y el dinero que los Ayuntamientos obtienen por la venta de los terrenos obtenidos para dotaciones, este dinero no es suficiente para compensar y obtener ganancias que repercutan en los ciudadanos de manera que su calidad de vida ciudadana aumente. Más bien somos los ciudadanos, con nuestros impuestos, los que debemos sufragar el mantenimiento de todo ese terreno reclasificado, que a los entes privados les ha costado muy poco en relación a los beneficios obtenidos, y a los ciudadanos les cuesta mucho su mantenimiento y para toda la vida”.


Es por ello que Juan Antonio Chamorro se congratula de la aprobación de esta ley, aunque considera que llega tarde. “Aún así, bienvenida sea puesto que viene a dar la razón a los socialistas que hemos defendido lo que ahora recoge el texto, al pie de la letra: favorecer el crecimiento urbano compacto y la actividad de rehabilitación, de regeneración y de renovación urbana de las ciudades, garantizando su movilidad desde la sostenibilidad y la eficiencia energética”.