El PSOE reprocha a la Junta que opte por el decreto ley en materia de vivienda

Los socialistas consideran que la Junta impide la participación que permite el proyecto de ley y denuncia que la Ley 9/2010, del derecho a la vivienda de la Comunidad de Castilla y León, sigue sin desarrollo reglamentario.

La portavoz socialista de Fomento en las Cortes de Castilla y León, Ana Muñoz de la Peña, considera que tras años de crisis, la Junta debería haber utilizado el mecanismo ordinario, es decir, tramitar mediante proyecto de Ley en las Cortes el impulso al acceso a la vivienda de los colectivos más desfavorecidos “dado que el proyecto de Ley es un procedimiento mucho más participativo que el decreto ley”.


Muñoz de la Peña señala además que el decreto ley de la Junta recoge medidas menos ambiciosas que las que han puesto en marcha otras comunidades autónomas, como por ejemplo Andalucía, y acusa a la Junta de Castilla y León de carecer de política de vivienda. En este sentido, denuncia que “el Plan Estatal de Vivienda se paralizó con la llegada del PP al Gobierno de España y que la Ley 9/2010, de 30 de agosto, del derecho a la vivienda de la Comunidad de Castilla y León, “tras 3 años desde su aprobación”.


Además, la portavoz socialista recuerda que las ayudas públicas y subvenciones para adquisición, arrendamiento o rehabilitación de vivienda, así como para la promoción de vivienda pública y protegida están paralizadas desde hace 2 años, “lo que impide que se facilite a los castellanos y leoneses, especialmente a los jóvenes, a las rentas más bajas y a colectivos con necesidades especiales, el acceso a una vivienda digna.” Asimismo ha subrayado que “decenas de ayuntamientos aún están esperando la construcción de las promociones de vivienda que comprometieron en el año 2007”.


“Es evidente que la política de fomento a la vivienda en la Comunidad no existe”, manifiesta Muñoz de la Peña, que ha calificado de “estafa electoral el programa del PP en el que se comprometió a continuar la ejecución del Programa Regional de Actuaciones de Urbanización (PRAU) que, según el propio PP permitiría la promoción de más de 17.000 viviendas, de las que cerca de 13.000 serían protegidas, “y que está paralizado” y a realizar 105.000 actuaciones en materia de vivienda; (medida 73 del programa electoral 2011 del PP), así como 18.100 ayudas para promoción de viviendas protegidas, 4.000 para jóvenes.


Asimismo, la representante socialista recuerda la negativa del PP a apoyar iniciativas socialistas dirigidas a optimizar el uso del stock ya existente de viviendas con objeto de atender las necesidades sociales de la población o a evitar la exclusión social de aquellas familias que carecen de vivienda a través de arbitrar de forma inicial soluciones coyunturales que con posterioridad permitan dar una respuesta definitiva.


El PP también ha votado en contra de elaborar una estrategia dirigida a aumentar el mercado de alquiler tutelado por la Junta, así como a la rehabilitación y recuperación de vivienda que favorezca por un lado el acceso a la vivienda a las familias con recursos inferiores al IPREM, y por otro, la instalación y adaptación de edificios y viviendas para las personas con discapacidad o personas mayores y se ha negado a promover un acuerdo con las entidades financieras para que las viviendas que son ahora de su propiedad, se puedan incorporar al parque público de viviendas para familias que de forma coyuntural no pueden acceder a una vivienda.