El PSOE propone tratar los desahucios como las quiebras de empresas

Rublacaba plantea un mecanismo que tendría efectos retroactivos y sería obligatorio para bancos con ayudas públicas
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha propuesto que los desahucios se traten igual que las quiebras de las empresas mediante una reforma de la legislación hipotecaria que permita a las familias con dificultades acudir a procesos concursales negociados con los bancos para evitar la pérdida de su vivienda.

"Cuando una empresa quiebra hay una serie de mecanismos jurídicos para que ello no suponga el cierre de la empresa y despidos. Lo mismo debería pasar con las hipotecas", ha manifestado Rubalcaba durante una rueda de prensa en la sede socialista de Ferraz posterior a la reunión del equipo de expertos designado por el PSOE para trabajar con el Gobierno en la modificación de la ley hipotecaria.

Dicho mecanismo, tal y como ha matizado Rubalcaba, sería obligatorio para los bancos con ayudas públicas, mientras que al resto de entidades les convendría acogerse a él y llegar a un acuerdo con los propietarios. "Estamos proponiendo unos procesos jurídicos de ejecución de la hipoteca que no compensen y les interese ir a procesos concursales", ha detallado.

Según Rubalcaba, el objetivo de dicho mecanismo, incluido en la propuesta que presentarán el lunes al Gobierno, es que "nadie se quede sin casa por no poder pagar una hipoteca en un momento de dificultad sobrevenida con el que no contaba cuando firmó la hipoteca". En este sentido, ha señalado que está dirigido, por ejemplo, a "personas de buena fe" que tras firmar una hipoteca se quedan sin empleo.

Asimismo, Rubalcaba ha explicado que dicho mecanismo tendría efectos retroactivos ya que estaría dirigido a las nuevas hipotecas, a las ya firmadas y a las hipotecas en ejecución. "Para las hipotecas en las que ha empezado el proceso de ejecución, porque se ha constatado que no puede pagar la persona correspondiente, nosotros creemos que ese proceso se puede reconducir al procedimiento concursal que proponemos", ha defendido.

No obstante, ha reconocido que su propuesta dejaría fuera a aquellas personas "que ya han perdido sus casas". "Esta gente necesita un tratamiento distinto vía políticas de vivienda. Ese colectivo que está ya sin casa, hay que ir por otra fórmula", ha añadido.

RECONOCE ERRORES CUANDO GOBERNABAN

El secretario general del PSOE también ha reconocido que cuando gobernaron tomaron medidas "claramente insuficientes", al igual que ha hecho el PP desde que Rajoy asumió la presidencia. "Ahora tratamos de salir al paso de los errores que cometimos cuando gobernamos", ha confesado.

"Hay dos posibilidades. Uno puede cruzarse de brazos o presentar una alternativa y es lo que hemos hecho", ha defendido, para añadir que el texto elaborado por el PSOE, en el que, asegura, han trabajado durante ocho meses, es la "mejor autocrítica" que pueden hacer. "Es una ley alternativa. Un texto legal que responde a los problemas", ha asegurado.

Con dicho texto, el PSOE propone, en el caso de que el proceso concursal no funcione, "revisar todo el proceso judicial para corregir los abusos que se están dando en todos los procesos" como consecuencia del desequilibro que existe actualmente en el sistema hipotecario actual. "Hay elementos que hemos corregido de forma que si al final no hay arreglo, el procedimiento de ejecución sea justo y equilibrado", ha explicado Rubalcaba.

El "abuso más fácil de entender", según Rubalcaba, es el de la tasación, y el cual consiste en el "desajuste" entre la tasación que se realiza a la hora de conceder la hipoteca y la que posteriormente se hace cuando se inicia el proceso de ejecución hipotecaria cuando el cliente no puede hacer frente a los pagos.

"Muchas tasadoras tienen relaciones incestuosas con los bancos. Te tasan a afectos de darte la hipoteca por encima de lo que vale pero luego hay una tasación jurídica que suele ser muy inferior al que se tuvo en cuenta para darte la hipoteca. Ese desajuste es claramente un abuso. Tu piso vale más a la hora de hacer el crédito", ha denunciado.

En este sentido, el líder de los socialistas ha asegurado la "ventaja" del texto que le van a presentar al Gobierno y que ya registraron en el Congreso como proposición de ley es que "está recogido todo" porque "no solo sale al paso de las injusticias sino que trata de evitar que se comentan esas injusticias". "Es un proyecto complejo, se modifican cinco leyes y da buenas soluciones", ha defendido.

PARADA TEMPORAL DE LOS DESAHUCIOS

Asimismo, Rubalcaba le ha pedido a las entidades bancarias que durante el tiempo en el que se extiendan las negociaciones entre el PSOE y el Gobierno y la tramitación de la nueva ley, paralice todos sus desahucios previstos. "Lo que dure la negociación, paren ustedes los desahucios, que después será la ley a que se encargue de pararlos", es su llamamiento.

Preguntado sobre el proceso de negociación de la nueva ley hipotecaria y las críticas recibidas por quienes consideran que les han dejado al margen, Rubalcaba ha explicado que los contactos entre el Gobierno y el PSOE surgieron a raíz de que los socialistas presentaran una proposición en el Congreso, tras lo cual el presidente Mariano Rajoy se comprometió con Rubalcaba en una conversación telefónica a pactar la nueva ley. "Nuestras puertas están abiertas y estamos hablando con todos los interesados, ha defendido.