El PSOE propone eliminar el céntimo sanitario y una reforma fiscal más "equitativa"

Los socialistas presentarán sus propuestas, con las que calculan que se recaudarían más de 300 millones de euros, en el pleno de las Cortes regionales
El Grupo Socialista en las Cortes de Castilla y León propondrá en el pleno de las Cortes regionales de la próxima semana una nueva política fiscal que califican de "justa y equitativa que gravará solo a los que más tienen", alternativa a la que propone la Junta. Entre sus propuestas, destacan la supresión del céntimo sanitario y la inclusión de algunas deducciones fiscales.

Así, los socialistas proponen la recuperación del impuesto de sucesiones y donaciones para las herencias superiores a los 250.000 euros, con lo que se recaudarían alrededor de 120 millones de euros; el establecimiento de una ecotasa eléctrica para la energía nuclear y no para la eólica que supondría la entrada en las arcas regionales de 70 millones de euros. Además, prevén recaudar 45 millones de euros con el impuesto de Patrimonio y 10 millones por la eliminación de bonificaciones de las tasas sobre el juego.

Asimismo, su propuesta se centra en el IRPF. En este sentido, proponen subir la base de cotización a las rentas más altas y eliminar algunas deducciones a las rentas individuales superiores a 30.000 euros y 60.000 en el que caso de que sean conjuntas. Por otra parte, piden la eliminación de las tasas de vertederos porque repercutirá negativamente en los ayuntamientos y, por tanto en todos los ciudadanos, y la congelación de todas las tasas que el PP subirá un 2,4%.

Según han explicado los socialistas, con este modelo prevén que se recaudarían un total de 299 millones de euros, mientras que el PP estima que recaudará 252 millones con la reforma fiscal que aprobará el pleno de las Cortes y en la que se encuentra el llamado 'céntimo sanitario', que encarecerá cinco céntimos el litro de carburante. Para los socialistas, su propuesta es "justa, solidaria y progresiva" y permitiría la eliminación del 'céntimo sanitario'.

Y es que para el PSOE este medida tendrá una repercusión "muy negativa" para Salamanca. Así, Fernando Pablos ha explicado que en la actualidad la Administración regional recauda alrededor de 20 céntimos por cada litro de carburante que se reposta en la Comunidad, lo que supone un ingreso de unos 280 millones de euros, de los que 100 proceden de empresas internacionales de transporte. "Pero estas empresas ya han anunciado que a partir de que entre en vigor el céntimo sanitario no repostarán en Salamanca, sino en comunidades que no lo tienen como Navarra o el País Vasco". Por lo tanto, ha dicho Pablos, "de cada litro que se pierda de estas empresas habría que repostar cuatro, por lo que, a la larga, se recaudará menos".

Además, ha citado como consecuencias la ruina de muchas empresas de transporte de la provincia y el cierre de muchas estaciones de servicio.