El PSOE propone créditos para contratar pero mantiene el despido de Zapatero

Ofrecen hasta 30.000 euros por cada contrato indefinido
La enmienda a la totalidad que el PSOE ha presentado contra la reforma laboral del Gobierno propone, como alternativa, la creación de un fondo para conceder crédito en mejores condiciones por cada nuevo contrato indefinido, y mantiene las causas de despido y las indemnizaciones incluidas en la reforma aprobada por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y que le costó la convocatoria de una huelga general en 2010.

La portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha presentado en rueda de prensa el texto alternativo de reforma con el que acompañan a su enmienda, y cuya medida estrella es la creación de este Fondo para el Fomento del Empleo, que vendría a dar solución al "mayor problema de la economía española", que es "la falta de acceso al crédito".

Así, este fondo --con personalidad jurídica propia, adscrito al Ministerio de Economía y con una Presidencia rotatoria entre Economía y Empleo-- partiría de una base de mil millones de euros aportados por los Presupuestos Generales del Estado y podría "multiplicarse por ocho" mediante las aportaciones de las empresas que hagan EREs y también con fondos que se capten en el mercado a través de los grandes bancos que acceden a los créditos del Banco Central Europeo (BCE) al 1%.

30.000 euros por cada nuevo contrato indefinido
Así, las empresas de entre diez y 50 trabajadores cuyo titular sea autónomo, además de mantener las bonificaciones actuales (por contratar mujeres, mayores de 45 años, etcétera) podrán acceder a créditos de hasta 30.000 euros por cada nuevo contrato indefinido a un interés del Euríbor más el 0,5% y bonificado en dos puntos por el Estado durante todo el periodo que dure el crédito.

Estas ventajas también se aplicarán a las empresas de cualquier tamaño que creen empleo en sectores fundamentales como la investigación, a los parados que se hagan autónomos en el ámbito de la economía social o en sectores innovadores y estratégicos; y a los jóvenes que hagan sociedades cooperativas u opten por el autoempleo.

Además, los créditos serán compatibles con la posibilidad de utilizar las prestaciones por desempleo para emprender y la cancelación de esos contratados una vez obtenida la financiación se penalizaría con la retirada de otras bonificaciones.

Ahora se puede
Preguntada sobre por qué los socialistas no pusieron en marcha esta medida cuando aún ocupaban el Gobierno, Rodríguez ha explicado que "ahora hay una situación nueva que no había hace un año", dado que entonces el BCE no podía facilitar crédito a los bancos europeos para inyectarlo en la economía real. "Entiendo que algunos parados vean esto y digan que no nos creen, pero nosotros vamos a seguir trabajando", ha añadido la diputada.

También ha precisado algunas novedades más incluidas en su texto alternativo como la eliminación del despido exprés y la "recuperación de la causalidad en el despido", que básicamente vuelve a ser la incluida en la reforma laboral de 2010 contra la que los sindicatos convocaron una huelga general, si bien se "clarificará la concurrencia de causas económicas" con "una nueva redacción".

En cuanto al encadenamiento de convenios, que el PSOE había autorizado de forma excepcional hasta junio de 2013 y la reforma laboral 'popular' limita hasta final de este año, los socialistas respetan en su texto alternativo esta decisión del Ejecutivo de Mariano Rajoy, pero propone volver a las indemnizaciones anteriores, "reponiendo" además la tutela judicial efectiva sobre "la concurrencia de causas y también sobre la proporcionalidad".

Finalmente, la alternativa socialista incluye también la eliminación de la disposición adicional segunda que "abre la puerta a los ERE de extinción en ayuntamientos y comunidades autónomas" y que, a entender del PSOE, es "el mayor atentado al empleo público del país".

Mover la contratación
Rodríguez ha eludido no obstante avanzar una estimación sobre el número de empleos que se podrían crear de entrar en vigor esta propuesta al considerar que sería "una insensatez" aunque sí ha asegurado que sus ideas permitirían "mover la contratación" además de acabar con los principales defectos de la reforma del PP, que a su juicio son que "abarata y facilita el despido, permite reducir unilateralmente los salarios y no da respuesta al grave problema del paro".

"Nos oponemos frontalmente a la reforma laboral del PP porque es claramente inconstitucional, lamina derechos, rompe el equilibrio constitucional en virtud del cual hemos construido las relaciones laborales y la paz social, y es claramente ineficaz para solucionar el problema del paro", ha reiterado, acusando a los 'populares' de hacer un texto que "facilita y abarata el despido y reduce los salarios".

Finalmente, la diputada ha proclamado que "no es verdad lo que dice el Gobierno de que no hay alternativa" y ha insistido en que su texto está guiado por el programa electoral con el que el PSOE concurrió a las elecciones de noviembre, por los pactos alcanzados en enero entre patronal y sindicatos relativos a moderación salarial y diálogo social y a su "convicción profunda de que no se puede buscar una solución al paro a costa de los derechos de quienes sí tienen empleo".

Así, ha zanjado que de aceptarse esta propuesta sería "la primera medida de estímulo real a la economía" que tomaría el actual Gobierno y que, a pesar de la importancia de controlar el déficit, lo realmente prioritario debe ser "el crecimiento, porque si no España sólo se empobrecerá y no alcanzará sus objetivos". "El crecimiento es lo que genera confianza fuera", ha concluido Soraya Rodríguez.

Las enmiendas a la totalidad contra el proyecto de ley de reforma laboral serán debatidas en el Pleno del Congreso de los Diputados el jueves 12 de abril.