El PSOE presenta un informe para demostrar que la USAL "se muere de inanición"

Rashid Mohammed Vázquez, Rosa López e Inés Vázquez en rueda de prensa. (Foto: Sara Bayón)

Los socialistas señalan que la disminución de alumnos foráneos supone, al menos, una pérdida de 30 millones de euros para la ciudad. También denuncian los 327 empleos directos destruidos.

El PSOE de Samanca ha presentado la mañana del jueves un informe elaborado por los coordinadores de la Sectorial de Educación, Rashid Mohammed Vázquez e Inés Sánchez, en los que observan la evolución de la Universidad de Salamanca durante los últimos años. Con los datos, la secretaria provincial de Educación, Rosa López, ha afirmado que "el PP está dejando morir de inanición a la Universidad de Salamanca". Para la socialista, la institución se encuentra "en un momento dramático, que no se veía desde el siglo XIX, cuando estuvo a punto de desaparecer".

 

Así, según los datos que maneja el PSOE, desde el 2011 la USAL ha perdido más de 1.600 alumnos de grado que, compensados con los de máster y posgrado, suponen 1.057 menos. Asimismo, si anteriormente "el 50 % de los alumnos eran de provincias foráneas a Salamanca, Zamora y Ávila, donde están los campus, este curso solo hay un 30 %".

 

Según Vázquez, todo esto, haciendo el cálculo "en términos muy conservadores, supone una pérdida para la ciudad de 30 millones de euros". De esta manera, "se ven más negocios cerrados y bajan los precios de los alquileres, porque ya no hay tantos estudiantes que consuman aquí", asegura el socialista.

 

Asimismo, señalan, "los presupuestos de la universidad disminuyen 20 millones de euros anuales". Además, si se tiene en cuenta que el precio de las matrículas en Castilla y León ha subido un 41 %, una de las mayores de España", vemos que "se paga más por un servicio peor".

 

Según indica el PSOE de Salamanca, estos recortes suponen también la "destrucción directa de empleo". En cuanto al PAS (Personal de Administración y Servicios), el número de trabajadores "ha disminuido en 158, mientras que el número de profesores e investigadores ha bajado en 169". En total, "327 trabajadores menos, lo que supone un 9 %". Otro dato significativo es que "uno de cada tres de los empleados de la Universidad tienen 60 años o más, prueba del deterioro de la institución".

 

Alumnos endeudados con la Administración 

 

El partido también ha hecho especial incapié en la reducción de las becas para alumnos. Así, "en el curso 12/13, 1.300 estudiantes que cumplían los requisitos se quedaron fuera de las becas, y en el 13/14, fueron 1.680". Además, ese último año las becas recibidas "fueron de 770 euros menos", señalan los socialistas. 

 

Pero una de las "cosas que no se habían hecho nunca", es que los alumnos becados que el año anterior "no superaron el 50 % de los créditos, tienen que devolver los alrededor de 3.000 euros de beca". Esto supone que tienen que reembolsar "un dinero ya gastado durante su estancia en Salamanca", con lo que muchos de estos estudiantes acaban "endeudados con la Administración", afirman. En total son "600 los que tienen que hacerlo en la USAL".

 

Para Inés Sánchez, el sistema de becas "es un derecho, no un servicio", e indica que el "90 % de las solicitudes fueron denegadas, pese a cumplir los requisitos". Esto se debe a que el sistema de selección de becarios se trata de "una concurrencia competitiva, es decir, depende del número de personas que se presentan, y a que los fondos destinados son insuficientes", reprende.