El PSOE plantea al Gobierno un pacto de Estado en educación y sanidad sin ningún copago

El objetivo de los socialistas es la promoción de un pacto político orientado a preservar el nivel de financiación

El PSOE ha planteado al Gobierno en el Congreso un pacto de Estado para garantizar la financiación de la educación y la sanidad públicas, en una moción, consecuencia de la interpelación urgente que se debatió esta semana en Pleno, sobre el modelo de bienestar social a la vista del Proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2012.

La iniciativa, diseñada por el secretario general del Grupo Socialista Eduardo Madina, será debatida dentro de dos o tres semanas, una vez arranque la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado con las comparecencias de altos cargos.

El objetivo de los socialistas es la promoción de un pacto político orientado a preservar, ante las necesidades de consolidación fiscal y reducción del déficit, los actuales niveles de financiación y prestación de los servicios públicos.

En particular, pide el mantenimiento del Sistema Nacional de Salud (SNS) "equitativo, cohesionado, sostenible, descentralizado y eficiente, universal en su cobertura, gratuito y sin copago por el uso de servicios", con la "máxima calidad asistencial" y cuya oferta mantenga las prestaciones sanitarias e incorpore los avances biomédicos.

Sistema educativo, universal y equitativo
Es más, solicita la defensa del vigente sistema educativo, "universal y equitativo", y de la calidad y gratuidad de la educación pública, como factor fundamental de la igualdad de oportunidades, y de "vital importancia" para el desarrollo económico, la reorientación del modelo productivo y la creación de empleo, así como el mantenimiento de los niveles de becas y ayudas al estudio alcanzados en los últimos años.

A su vez, propone que dicho pacto recoja el desarrollo y la conservación de los servicios sociales, que garantizan la cobertura a los colectivos más desfavorecidos y las medidas de apoyo a familias, infancia, y personas mayores, dotando los recursos suficientes para el desarrollo de la Ley de Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia.

Un segundo punto de esta iniciativa parlamentaria consistiría en reclamar al Ejecutivo en ese pacto de estado una revisión del sistema fiscal, para contar con una "amplia base tributaria" que permita obtener los recursos necesarios para continuar con el proceso de consolidación fiscal.

Revisión del sistema fiscal
"Con este fin, el Gobierno adoptará las medidas necesarias para revocar la amnistía fiscal aprobada el 30 de marzo e impulsará la creación de un impuesto sobre las grandes fortunas, la racionalización de los beneficios fiscales de las grandes empresas en el Impuesto sobre Sociedades y el refuerzo de la prevención y la lucha contra el fraude fiscal", concluye la iniciativa socialista.

La propuesta de esta pacto de Estado por una sanidad y educación públicas coincide con el ahorro anunciado del Ejecutivo a estas áreas, de 3.000 millones de euros para la Educación y otros 7.000 millones para la sanidad pública, que se unirá al recorte ya incluido en los PGE para 2012.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, no descartó en los pasillos de la Cámara baja esta misma semana la implantación de un copago por receta en función del nivel de renta del usuario.

Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, no se opuso este jueves en una entrevista a la puesta en marcha del copago por acto médico, es decir, que la persona tenga que pagar cada vez que asiste al médico, bien sea a una asistencia rutinaria, a urgencias o a una operación, como ya se desarrolla en algunos países como Portugal.

En cuanto a la educación pública, de momento se desconoce el detalle de ese 'tijeretazo' de 3.000 millones de euros para la educación pública, si bien el ministro del ramo, José Ignacio Wert, ha convocado la próxima semana tanto a la Conferencia sectorial de Educación, como al Consejo de Universidades.

No obstante, en enero el responsable de la Educación en España habló en un encuentro de diversas medidas de ahorro como incrementar la ratio de alumnos por clase, aumentar el número de horas lectivas de profesores de Primaria o Secundaria, así como de subir las tasas para los grados o master universitarios para ahorrar en la educación pública.