El PSOE pide al Gobierno líneas de crédito para que todos los autobuses dispongan de cinturones de seguridad en dos años

Según recuerda el PSOE, después del último accidente de un autobús en la provincia de Ávila, donde hubo múltiples fallecidos, y ante la evidencia de que carecía de sistemas de retención, el ministro del Interior propuso que el nuevo reglamento de circulación incluyera una reducción del límite de velocidad para los autobuses que no estuvieran obligados a llevar el cinturón

El PSOE ha registrado en el Congreso una proposición no de ley por la que pide al Gobierno la dotación de un fondo económico destinado a ofrecer créditos a empresarios autónomos y empresas de transporte para financiar la renovación del parque de autobuses o, en su caso, la instalación de cinturones de seguridad en menos de dos años.

 

   La iniciativa, recogida por Europa Press, ha sido registrada para su debate en la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible de la Cámara Baja.

 

   Según recuerda el PSOE, después del último accidente de un autobús en la provincia de Ávila, donde hubo múltiples fallecidos, y ante la evidencia de que carecía de sistemas de retención, el ministro del Interior propuso que el nuevo reglamento de circulación incluyera una reducción del límite de velocidad para los autobuses que no estuvieran obligados a llevar el cinturón.

 

   Desde el decreto de 2006 es obligatorio en los nuevos autobuses matriculados la instalación de cinturones de seguridad. Eso sí, los socialistas reseñan que, aproximadamente, el 40 por ciento de los autobuses que circulan por las carreteras españolas tienen una antigüedad anterior a 2007 y, por lo tanto, carecen del dispositivo de seguridad.

 

   En este contexto, lamenta que la instalación de cinturones supone un coste "muy alto" para las empresas, especialmente en época de crisis, ya que para que estos cuenten con la homologación y la garantía de seguridad necesarias, también debe haber un sistema de anclaje específico.

 

PLAN PIVE AUTOBUSES

 

   Por todo ello, el PSOE propone que, en la línea marcada por el Plan VIVE Autobuses 2009-2010 que permitió la renovación de 1.307 vehículos en 2010 con una inversión en créditos blandos de 256 millones de euros, la Administración General del Estado dote un fondo destinado a ofrecer créditos a empresarios autónomos y empresas de transporte para financiar la renovación del parque o, en su caso, la instalación de cinturones de seguridad.

 

   Así, plantea la apertura de líneas de crédito dirigidas a empresarios autónomos y empresas de transporte para financiar la renovación del parque o, en su caso, la instalación de cinturones de seguridad, tanto en microbuses como autobuses y autocares destinados al transporte urbano o interurbano de corto y largo recorrido, de transporte regular o discrecional y turístico para que, en un plazo máximo de dos años, todos los vehículos dedicados al transporte de viajeros los lleven instalados.

 

   Igualmente, plantea al Gobierno que el nuevo reglamento de circulación establezca como obligatorio que todos los autobuses lleven instalados cinturones de seguridad, sea cual sea su fecha de matriculación, estableciendo un período transitorio de dos años para que puedan adecuar sus sistemas de seguridad".

 

   "Debemos tener en cuenta que el cinturón de seguridad se ha demostrado como uno de los elementos esenciales de seguridad y, probablemente, el que más ha contribuido a salvar vidas y, consecuentemente, a la mejora de la seguridad vial", sentencia el PP.