El PSOE pide a la Junta un Plan Específico de Empleo para Ávila de tres millones de euros

 Julio López y Tomás Blanco

Esta es la propuesta de gasto para la provincia de Ávila que el Partido Socialista ha presentado a los Presupuestos Generales de la Junta de Castilla y León para 2014. Asimismo, detro de las propuestas tributarias solicita, a través de distintas enmiendas, diversas deducciones en el IRPF para las rentas más bajas y una nueva tabla para las más altas aumentando la progresividad, o la eliminación del “centimazo sanitario”.

El portavoz de Economía en Las Cortes del Partido Socialista, Julio López, y el secretario general en Ávila, Tomás Blanco, han dado a conocer hoy las enmiendas que el PSOE ya ha registrado en materia de economía y empleo a los Presupuestos Generales de Castilla y León para 2014.

 

 

La propuesta de gasto en materia de economía y empleo para la provincia de Ávila se concreta en un Plan Específico de Empleo por un valor de 3 millones de euros. Una propuesta súmamente necesaria para nuestra provincia, según explicaba López, ya que “los últimos datos de parados son alarmantes, ascendiendo ya a 18.276 desempleados en el último año, con un incremento del 1.68%, cuando 27 provincinas españolas han disminuido el paro en este periodo. Una situación que además intesifica en la pronvincia, ya que el número de parados sin prestaciones asciende a 9.413, más de la mitad del total, convirtiéndose Ávila en la segunda provincia con el porcentaje más alto de españa (42,40%)".

 

“Nosotros lo dijimos, y hemos cumplido”, añadía Tomás Blanco, “hemos propuesto una herramienta para solventar en la medida de lo posible el paro en nuestra provincia, ahora le toca al Partido Popular cumplir apoyando esta enmienda, si no lo hacen no podrán volver a hablar de los parados en Ávila”, añadía.

 

 

Lopez también ha expuesto las principales propuestas tributarias, que según sus palabras, “permitirán recaudar a la comunidad entre 300 y 350 millones de euros más, pero con un sistema más justo, en el que las mayores rentas paguen más”.

 

Para ello el Partido Socialista ha presentado nuevas deducciones de IRPF dirigidas a las rentas más bajas para la adquisición de libros de texto; por acogimiento no remunerado de menores; por acogimiento no remunerado de personas con discapacidad; por descendientes con discapacidad y para pensionistas con familiares a su cargo. Siendo ésta última de las más importantes para los socialistas, “ya que la crisis y la mala gestión del PP han conseguido que muchos pensionistas tengan a su cargo a hijos y a nietos. Siendo además Ávila una de las poblaciones más envejecidas con 38.499 pensionistas, que perciben una pensión media de 749,49 euros, cuando la media en España se sitúa en 860 euros, y el 53% de los parados abulenses no perciben prestaciones por desempleo”.

 

Por otro lado, el PSOE pide la creación de una nueva tabla de pago de IRPF para las rentas más altas, aumentado su aportación a partir de los 60.000 euros; la mejora del tratamiento por donaciones para investigar y desarrollo científico; para el fomento del emprendimiento y la mejora de las condiciones de acceso a las bonificaciones fiscales para personas con discapacidad.

 

Sobre el Impuesto de Patrimonio, los socialistas también han presentado una moción para la creación de una nueva tabla más progresiva, ya que hasta ahora sólo se aplica la tabla estatal, al igual que para el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

 

Sobre el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, su petición se centra en el aumento del gravamen, salvo en los casos de transmisiones vinculadas al desarrollo de actividades económicas, y la exención del gravamen en permutas de pequeñas fincas forestales para permitir la concentración.

 

 

Para las Tasas solicitan una congelación de las mimas, y en relación a otros impuestos, piden la introducción del Impuesto sobre los Grandes Establecimientos Comerciales; un nuevo impuesto no repercutible sobre los depósitos financieros captados por Entidades de Crédito en Castilla y León, y la eliminación del “Centimazo Sanitario”, suprimiendo el tipo de gravamen autonómicco del impuesto sobre hidrocarburos. Una medida que también, según los últimos datos, afecta intensamente a la provincia abulense, puesto que desde su implantación ha supuesto la “caída del 40% en la venta de carburantes en Ávila”, pero que desde el PSOE no tienen mucha confianza en que sea aceptada por los populares, “si no cambian la nefasta política que hasta ahora están llevando a cabo”, finalizaba Julio López.