El PSOE pedirá en el Pleno la remunicipalización del Manuel Sánchez Granado

Los socialistas pedirán en el Pleno de este martes la remunicipalización del polideportivo de la Zona Norte y la concesión de una ayuda al Banco de Alimentos para el pago del alquiler de la nave, según ha informado su portavoz, Yolanda Vázquez.

Los socialistas piden que el Ayuntamiento asuma la gestión directa de la explotación de las instalaciones del polideportivo de la Zona Norte Manuel Sánchez Granado, cuya concesión a la empresa Grupo Norte finaliza el próximo mes de octubre.

 

Yolanda Vázquez ha señalado que "en los últimos años, muchos de los servicios que se prestaban desde el Ayuntamiento y con personal propio se han privatizado, generando un coste excesivo al consistorio y, en algunos casos, propiciando una merma en la calidad de los servicios".

 

Es por ello que la portavoz del PSOE pide "sentarse a reflexionar sobre la eficacia de las externalizaciones de determinados servicios" y que el Ayuntamiento asuma el contrato de ciertas instalaciones para su gestión pública directa, poniendo como el más inmediato el centro deportivo Manuel Sánchez Granado y recordando las supuestas ventajas que trajo la remunicipalización del CUM Carlos Sastre y los campos de Sancti Spiritu.

 

La portavoz socialista también defenderá la firma de un convenio con el Banco de Alimentos de Ávila para sufragar los gastos de alquiler del espacio en el que sustenta su actividad la entidad.

 

Según ha indicado Vázquez, la mayor dificultad de esta asociación reside a la hora de mantener su estructura, ya que debido al incremento del número de necesitados y el volumen que reciben se ha visto obligada a tener una nave de 500 metros alquilada.

 

"El funcionamiento del Banco de Alimentos no sólo supone un enorme esfuerzo humano, que es cubierto completamente por voluntarios y la dirección de la entidad, sino también un importante esfuerzo material. Vehículos, maquinaria de transportes, carretillas, seguros, calefacción, gasoil, teléfono… y un sinfín de material sin el cual no sería posible el trabajo. Están operativos gracias a donativos de particulares mínimos que no llegan para cubrir siquiera el 10% de los gastos, puesto que sólo el alquiler de la nave supone un coste de 12.500 euros al año”.