El PSOE pedirá en Diputación ayudas para los parados sin ninguna prestación

Llevará una propuesta a incluir en los presupuestos de la Institución del año próximo, para intentar paliar una cuestión que pone en el punto de mira el sistema de protección a los más desfavorecidos, un 57% de los desempleados en la provincia sin ningún ingreso.

El Grupo de Diputados Provinciales, preocupados por las cifras que en al provincia marcan el hecho de que al menos un 57% de parados abulenses no reciben ya ningún tipo de prestación y lo que eso puede suponer para un número muy elevado de familias de nuestro territorio, llevará una propuesta a incluir en los presupuestos de la Institución del año próximo, para intentar paliar una cuestión que pone en el punto de mira el sistema de protección a los más desfavorecidos.

 

El que la cobertura económica a los parados siga bajando, ya sea de los que perciben una prestación por desempleo, la ayuda contributiva o el subsidio o la Renta Activa de inserción, marca uno de los mayores retos a los que se enfrentan las instituciones que tienen alguna responsabilidad de Gobierno, dice Tomás Blanco,  que cree que la Diputación no puede quedarse al margen de un hecho que afecta a tantos habitantes de nuestra provincia.

 

Recuerdan desde el PSOE que el Secretario General propuso ya una renta para los que no tienen nada, una iniciativa que pretendía cubrir seis meses de prestación de 426 euros, más cien euros par cada hijo a cargo, una medida que se extinguiría cuando el paro baje del 15% y que sería asumida por el estado al tratarse de un derecho inalienable.

 

“La poca sensibilidad del Gobierno de España  ante la gente que lo pasa mal no ha de trasladarse a nuestra Diputación, un lugar cercano a los ciudadanos y que conoce muy de cerca las grandes dificultades que atraviesan esas personas que se ha quedado sin ningún tipo de ingresos, con el invierno a la puerta, con más necesidades energéticas y sobre todo si tienen hijos menores” continúa el Portavoz del PSOE.

 

Por eso la propuesta socialista será la de establecer, de acuerdo y tras el estudio de viabilidad de los servicios económicos de la Institución, una ayuda aún sin cuantificar para esas personas que están en un punto agónico de su vida.