El PSOE pedirá al Parlamento Europeo que se posicione en contra de la nueva Ley del Aborto

La diputada provincial del PSOE de Ávila, Soraya Blázquez, durante su comparecencia.

La diputada provincial socialista, Soraya Blázquez, ha anunciado que pedirán que se declare el 1 de febrero como Día Europeo de los Derechos Sexuales y Reproductivos de las Mujeres, y que desde Bruselas se tomen cartas en el asunto para que no se apruebe la ley.

La diputada provincial del PSOE de Ávila, Soraya Blázquez, ha anunciado que van a realizar una serie iniciativas contra la nueva “Ley de Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada” aprobada por el Gobierno de Partido Popular el pasado mes de diciembre, que será enviada al Parlamento Europeo con el objetivo fundamental de que “se posicione acerca del tema y tome cartas en el asunto para que esta ley no termine aprobándose”.

 

El primer punto sobre el que incidirán los socialistas será que se inste a los países miembros de la Unión Europea a que “garanticen el Principio de Igualdad de Oportunidades y Justicia Social”, además de “el acceso a la información imparcial sobre el tema, a la educación sexual también imparcial de niños y niñas, a la asistencia médica incluyendo el aborto, a las infraestructuras médicas preparadas para tal fin, a la promoción de métodos de prevención y anticoncepción, así como preservativos femeninos, a la anticoncepción de emergencia y otras herramientas de asesoramiento sobre ello”, señaló Blázquez.

 

Y por otro lado, la socialista anunció que también pedirán que “se declare el día 1 de febrero como el Día Europeo de los Derechos Sexuales y Reproductivos de las Mujeres, en conmemoración a la gran movilización que tuvo lugar en Madrid en el mes de febrero”, en la que se demuestra, explicó, que “la sociedad española no quiere esta ley”.

 

Blázquez aseguró que “esta nueva ley supondrá el mayor retroceso en materia de derechos reproductivos y un atentado directo a la libertad de las mujeres” por la que “la interrupción del embarazo pasará de ser un derecho a ser un delito despenalizado sólo en dos supuestos difíciles de acreditar”. La nueva ley, concluyó “supone que serán otros los que decidan por las mujeres”.

 

La moción será presentada en el próximo pleno de la Diputación y pretenden que llegue a todos los ayuntamientos en los que el PSOE tiene representación. Actualmente, según manifestó, “se está haciendo a nivel de Castilla y León, pero pensamos que se acabará llevando a nivel nacional”.