El PSOE lamenta que Ávila lidere la caída de pernoctaciones y número de viajeros

El portavoz socialista en la Diputación Jesús Caro pone en duda el trabajo que se viene realizando en pro del turismo como sector estratégico en nuestra provincia.

Una vez más, la provincia de Ávila aglutina los peores datos de la comunidad en cuanto a pernoctaciones y número de viajeros, según se desprende de la Encuesta de Coyuntura Turística difundida por el INE.

 

“El documento refleja que nuestra provincia ha sufrido un descenso en las pernoctaciones del 42,5% y cercano al 35, si hablamos del número de personas que nos visitan. Unas cifras que nos colocan como la provincia con peores datos y con un descenso preocupante que contrasta con el incremento que se ha registrado en el resto del país”.

 

A juicio de Jesús Caro, “los números ponen blanco sobre negro que el trabajo que se viene realizando no es suficiente o no está dando sus frutos. El turismo es un sector estratégico para la economía de nuestra provincia y para el asentamiento de población en las zonas rurales. Sin embargo, nuestro atractivo cultural, natural y patrimonial no va acompañado de políticas que lo impulsen y lo sitúen en el lugar que merece”.

 

En este punto, el portavoz socialista en la Diputación considera que “el Plan Estratégico de Turismo 2014-2018 de la Junta de Castilla y León no es más que papel mojado” y ha recordado la necesidad de “un plan de convergencia turística orientado a corregir los desequilibrios de las provincias de la comunidad”.

 

El portavoz socialista apunta que “los malos datos no son de ahora. No es un problema de recursos sino de promoción y aprovechamiento” y ha recriminado a la Junta de Castilla y León la falta de una promoción turística sostenida y continuada en el tiempo orientada a la consolidación de la Ávila como destino turístico. En nuestra provincia existen una serie de debilidades que lastran la promoción y que, en algunos casos, se convierten en señales negativas para la promoción de la oferta turística como es el caso de la autopista de pago y la escasez de servicios ferroviarios”.